La UIA prometió apoyar al campo en el acto del 10-D

La UIA prometió apoyar al campo en el acto del 10-D
MIEMBROS DE LA MESA DE ENLACE ESTUVIERON EN EL CIERRE DE LA CONFERENCIA INDUSTRIAL EN PILAR
El titular de la Sociedad Rural Argentina, Hugo Biolcati, invitó finalmente a la cúpula industrial a sumarse al acto que organiza el campo para el próximo jueves 10, en Palermo. Así lo hizo durante un almuerzo que compartió ayer el comité ejecutivo de la Unión Industrial Argentina con los miembros de la Mesa de Enlace. Además de Biolcati, Eduardo Buzzi, de Federación Agraria, y Carlos Garetto, de Coninagro, estuvieron presentes luego de asistir a la jornada de cierre de la 15ª Conferencia Industrial en Pilar.

Si bien el titular de la UIA, Héctor Méndez, le respondió que tiene planeado un viaje a Israel para esa fecha, comprometió de manera informal el apoyo de la organización industrial y sostuvo que pedirá a otros miembros que asistan, según aseguró Biolcati en diálogo con este diario.

Los tres miembros de la Mesa de Enlace fueron el centro de atención en el día del cierre de la conferencia, claramente marcada por su tinte político. De hecho, luego de la exposición de Eduardo Duhalde y de Rodolfo Terragno, los ex funcionarios se acercaron a la mesa donde estaban sentados los dirigentes rurales para sacarse la foto de rigor.

También expusieron los diputados electos Alfonso Prat Gay y Gabriela Michetti; el gobernador de Salta, Juan Urtubey; los senadores Rubén Giustiniani y Ernesto Sanz. Desde la mesa principal los escucharon Méndez; el secretario de la UIA, José Ignacio de Mendiguren; Miguel Acevedo, de Aceitera General Deheza; Luis Betnaza, de Techint, además de los tres miembros de la Mesa de Enlace.

Pese a festejar el discurso opositor del ex presidente Eduardo Duhalde, la palabra que más se repitió ayer, tanto en las exposiciones como en los pasillos, fue «consenso», en consonancia con el título del encuentro: «La hora de los consensos básicos para el desarrollo».

Como moderador de la última mesa, compuesta en su mayoría por legisladores, Betnaza sostuvo casi sobre el cierre que «los políticos, como los grupos empresarios, están generando desde la diversidad». Por su parte, Mario Vicens, de la Asociación de Bancos Argentinos, rescató que «hay una fuerte voluntad de todos los sectores de tratar de trabajar en un proyecto de largo plazo que incluya a todos».

En su discurso de cierre, Méndez reconoció que la UIA no tuvo éxito en su reclamo para que se adopten «políticas de Estado que abrieran horizontes de largo plazo». En ese sentido, reconoció que incluso fue «para peor, comenzamos con confrontaciones inexplicables» que provocaron el «deterioro de la producción».

El empresario volvió a reclamar una nueva ley de accidentes de trabajo, para terminar con «la industria del juicio», y también abogó por una reforma fiscal «de fondo, con incentivos para las pymes».

En un tono pesimista, el titular de la UIA sostuvo que «mucho nos va a costar recuperar credibilidad, y mucho más, recuperar los mercados que perdimos». Aunque intentó resguardarse con frases políticamente correctas: «La UIA nunca fue oficialista. Tampoco opositora. Este es un papel reservado a la política y a esta entidad no le corresponde actuar en ella».

Comentá la nota