Se prometieron tres obras en subtes, pero se hará sólo una

Se prometieron tres obras en subtes, pero se hará sólo una
Lo afirmó a LA NACION Jorge Irigoin, quien acaba de renunciar a la empresa estatal
El recorte presupuestario que sufren los ministerios en el gobierno porteño como producto de la crisis financiera mundial se refleja fuertemente en el subte. Para lo que resta del año apenas quedan unos 60 millones de pesos para destinar a trabajos de extensión de las líneas existentes, que están en obra.

Según afirmó a LA NACION Jorge Irigoin, a cargo de Subterráneos de Buenos Aires (Sbase) hasta el lunes pasado, con ese dinero sólo se podrá terminar una de las obras prometidas para este año: la extensión de la línea A, la de la B o la de la H. No hay posibilidades de concluir las tres.

"Se están evaluando los escenarios. Y va a llevar un tiempo porque habrá que hacer una renegociación. Todavía no se sabe cómo se van a priorizar esos fondos. Pero el problema es más serio. Yo no estuve de acuerdo con el recorte presupuestario. Así se terminaba el proyecto por el que había asumido", dijo Irigoin.

El recorte al que se refiere el ex funcionario es de unos 320 millones de pesos que se habían asignado a las obras en los subtes, según el presupuesto que aprobó la Legislatura porteña el año pasado. Pero Sbase también obtiene financiamiento por la ley 23.514 (un fondo cuyos recursos provienen de un porcentaje de recaudación de ABL y de Patentes) que para este año asciende a $ 120 millones.

"Sólo quedan esos $ 120 millones. En rigor, queda muchísimo menos. Nosotros continuamos con el nivel de inversión y de obra durante enero y febrero. Y se han gastado unos 60 millones", explicó Irigoin.

Presupuesto original

Con el presupuesto original, de $ 440 millones, el gobierno porteño pretendía inaugurar durante este año las extensiones de las líneas A, hasta la estación Nazca, en Flores; de la línea B, hasta la estación Juan Manuel de Rosas, en Villa Urquiza, y que la línea H lo hiciera hasta la avenida Corrientes, a la altura de Pueyrredón. Sin embargo, ahora, con el nuevo presupuesto, sólo podrá concretarse una de esas obras.

Lejos quedó la promesa del jefe de gobierno, Mauricio Macri, de construir 10 km por año de subte, como lo hicieron en Madrid, por ejemplo. Aunque apenas asumió el cargo, Macri ya hablaba de 27 km para todo el período de gobierno.

El panorama cambió a fines del año pasado. El propio jefe de gobierno reconoció el problema que se venía: "El proyecto de ampliar el subte es un viaje a la Luna por falta de vocación y apoyo del gobierno nacional. En este contexto de aislamiento, lamentablemente no podemos hacerlo", dijo el funcionario.

La extensión de la red prevé una inversión de 2500 millones de dólares para la construcción de las líneas F, G e I, y las extensiones de las líneas E y H.

Según el gobierno porteño, para obtener ese dinero existía la posibilidad de contar con el financiamiento del Banco Interamericano de Desarrollo (BID). Y, según los funcionarios locales, el gobierno nacional nunca firmó uno de los certificados necesarios para conseguir ese crédito.

"Además de la falta de apoyo, la crisis financiera ya golpeaba al mundo cuando se iba a presentar el plan. Y la Argentina no quedó fuera del mundo. La crisis también llegó a la recaudación de la ciudad", dijo Irigoin quien, según se supo, seguirá trabajando junto a Macri durante la campaña electoral.

Plan maestro

Las nuevas líneas y las extensiones de las existentes se incluyeron en un plan maestro. "Cuando asumí en Sbase no había un plan maestro. Trabajamos en conjunto con empresas españolas y chinas para concretarlo y finalmente se logró. Se puso en marcha la empresa y el año pasado invertimos 340 millones de pesos en subtes, un verdadero récord. Ahora todo eso quedó hecho, pero lamentablemente no podrá ejecutarse por falta de fondos", agregó el ex funcionario.

En el Ministerio de Desarrollo Urbano porteño no quisieron opinar sobre el alejamiento de Irigoin. Sólo dijeron a LA NACION que, en su renuncia, aludió "motivos personales" y que no discutirían públicamente con él a través de los medios de comunicación.

Concreciones

Inversión en 2008

Durante el año pasado, Subterráneos de Buenos Aires (Sbase) invirtió 340 millones de pesos. Se empezaron a construir las cocheras y talleres de las líneas A y B.

$ 440 millones

Fue el presupuesto que asignó el Poder Ejecutivo a las obras en subtes para este año.

$ 320 millones

Es el recorte que sufrió Sbase para 2009. Sólo se puede hacer una obra.

Promesas

Durante la campaña electoral

Mauricio Macri prometió construir 10 km de subte por año de mandato. Es decir, 40 km en cuatro años.

Un poco menos

Después de asumir bajó la apuesta en 13 km. Macri dijo que se agregarían 27 km a la red de subte porteña.

Nuevas líneas

La Legislatura porteña aprobó una ley que permite el endeudamiento por 2500 millones de pesos para tres nuevas líneas de subte: la F, G e I.

Comentá la nota