Prometen subsanar carencias de la nueva terminal de ómnibus

Las inquietudes de los habitantes fueron recogidas por la Defensoría del Pueblo. "Felizmente hubo respuestas, por lo que esta reunión ha tenido un resultado muy positivo", evaluó el Defensor Adjunto. Varias de las quejas escuchadas tienen que ver con aspectos de la obra que aún no están concluidos.
Un grupo de vecinos pudo exponer ayer ante funcionarios municipales, nacionales y provinciales y las autoridades de la empresa concesionaria -incluido su presidente, Néstor Otero- sus inquietudes respecto del actual funcionamiento de la nueva terminal de micros de larga distancia, durante una audiencia convocada por la Defensoría del Pueblo de Mar del Plata.

"La gente tuvo la oportunidad de plantear sus reclamos y felizmente hubo respuestas por lo que considero que esta reunión ha tenido un resultado muy positivo", le dijo a LA CAPITAL el Defensor Adjunto, Cristian Azcona.

En líneas generales, la gente pidió un mejor ordenamiento en el tránsito en la zona, la realización de controles más intensos y la pronta ejecución de obras de infraestructura y de otras que agilicen la circulación peatonal y vehicular. Varios de estos reclamos tendrían respuesta inmediata, mientras que otros inconvenientes se verían solucionados con el correr de las semanas, a medida que se habiliten las obras complementarias que se están desarrollando dentro y fuera del predio. Incluso durante la reunión de ayer se supo que persiste la idea de lograr una autorización -denegada por Transporte de la Nación- para construir una calle de acceso y egreso de micros paralela a las vías del tren, que se extendería desde la avenida Jara hasta el corazón mismo de la estación.

Con esto se vería aliviado el tránsito de ómnibus en las inmediaciones y se les podría poner fin a las molestias que causan los colectivos que permanecen con sus motores encendidos sobre la calle 9 de Julio a la espera de poder acceder a la terminal.

Durante la audiencia se informó que la comuna hará un nuevo planteo ante el Gobierno nacional para solicitarle al Ministerio de Planificación Federal que autorice el uso de las tierras paralelas a las vías y poder así construir la calle, tal como estaba previsto en los planos de obra originales, por propuesta del Plan Estratégico de Mar del Plata.

Por su parte, el concesionario de la estación, Néstor Otero, le aseguró a LA CAPITAL que algunas de las cuestiones planteadas por los vecinos serán resueltas en lo inmediato, como por ejemplo bajar durante la noche la intensidad de los altoparlantes que anuncian la llegada y la partida de los colectivos.

Al mismo tiempo hizo saber que ciertas mejoras reclamadas por los habitantes de la zona, como la construcción de nuevas veredas sobre las calles San Juan y 9 de Julio, están dentro del plan de obras de la empresa, por lo que darán comienzo en los próximas horas.

Muchas de las inquietudes planteadas por la gente estuvieron vinculadas a los conflictos que existen en relación al tránsito, en especial con la tarea de los taxis y remises y los accesos peatonales. Ayer se puso el acento en que buena parte de estos inconvenientes quedarían subsanados una vez que se terminen las obras complementarias que una empresa, distinta de las concesionaria de la estación, ya está ejecutando en el lugar.

Se espera que luego de que estos trabajos concluyan, los inconvenientes que existen hoy en el sector de San Juan y 25 de Mayo sean superados, ya que habrá dos nuevas salidas principales. Una de ellas dará a la avenida Luro y la otra a la calle 9 de Julio. Asimismo dentro de poco tiempo quedaría habilitada una nueva calle para taxis, que recorrerá el interior del predio de manera transversal desde San Juan hasta Luro.

El subsecretario de Control, Adrián Alveolite, destacó los compromisos asumidos por la concesionaria, considerando como un avance que se "reduzca la intensidad de los altoparlantes externos" y que se "cumpla para el 6 de febrero la instalación de pantallas de anuncios de los servicios al interior, el cerramiento de las aberturas y la instalación, para dentro de 30 días, de los scanners para los pasajeros y equipajes".

Además destacó que también contribuirá a reducir los ruidos molestos la plantación de árboles a lo largo de 300 metros de la calle 9 de Julio que actuarán como una barrera acústica. Alveolite precisó que también ya se iniciaron obras para mejorar los desagües pluviales y cloacales del sector y que el Departamento de Ingeniería de Tránsito comenzó a regular los tiempos de los semáforos, a la vez que se acordó colocar una nueva señal en la esquina de 9 de Julio y Olazábal. También explicó que será instalado un lomo de burro en 11 de Septiembre e Italia.

Comentá la nota