Prometen más obras públicas en 2009 con fondos de la Anses

Destinarán $ 36.100 millones durante el año electoral; reducen la inversión en bonos.Por Mariano Obarrio

En medio de la polémica por el destino de los fondos previsionales que pasarán del sistema de capitalización al Estado, el gobierno de Cristina Kirchner anunciará los próximos días un plan de obras públicas más ambicioso que el que preparaba hace dos semanas: planea invertir 36.100 millones de pesos para todo 2009.

Se trata de un programa para asegurar el sostén de la actividad económica en medio de la crisis financiera global y estaría financiado. Este plan se financiará con la emisión de bonos y letras del Tesoro que compraría la Anses como parte de sus inversiones.

El director ejecutivo de la Anses, Amado Boudou, admitió anteayer a LA NACION que el organismo comprará títulos públicos para financiar ?obra pública y proyectos de producción que apuntalen el consumo?. Sin embargo, aclaró que la Anses disminuirá su inversión en bonos de deuda pública.

El fondo de garantía previsional tiene hoy $ 20.000 millones y pasará a controlar 90.000 millones a partir de que se sancione la ley del traspaso de los fondos de jubilación privada. También Boudou aseguró que no aceptaría una cláusula de intangibilidad de los fondos: prefiere hacer valer la autonomía de la Anses. El organismo sólo puede tener entre sus activos un 65% de títulos públicos, proporción que se reduciría tras el enorme aporte de las actuales AFJP. Una alta fuente confió que el nuevo plan de obras públicas se anunciará dentro de los próximos días.

El proyecto de ley de presupuesto, que tiene media sanción de Diputados y que debe discutir esta semana el Senado, previó para 2009 sólo unos $ 3600 millones. Preveía 4200 millones para 2010 y 4900 millones para 2011. Además, estipulaba un fondo plurianual denominado ?resto? de 25.000 millones.

Según confiaron a LA NACION altas fuentes oficiales, el fantasma del desempleo justo en época de elecciones legislativas figura hoy en el primer punto de las preocupaciones políticas del ex presidente Néstor Kirchner, jefe político del PJ. Más que la inflación y el peligro de default.

El plan consistirá en obras públicas de alto impacto en empleo y mano de obra, a corto plazo, de manera de evitar que la recesión incida en las elecciones de 2009: viviendas, pavimentos, cloacas y desagües, entre otras.

Pese a que en el Gobierno lo niegan, el gran salto en el costo del plan se registró luego de que Cristina Kirchner anunció el traspaso sorpresivo de los fondos de las AFJP a la Anses, con lo que se buscó darle al Estado mayor poder de financiamiento.

El jefe de Gabinete, Sergio Massa, aseguró a LA NACION que ?con los fondos de las jubilaciones privadas no se financiarán obra pública ni deuda?. Y aseguró que sólo se destinará a los jubilados.

El monto total

Empero, otras fuentes oficiales de primer nivel y legisladores del PJ aseguraron que el proyecto que elabora el ministro de Planificación, Julio De Vido, se financiará con la emisión de bonos y letras del Tesoro que compraría la Anses como parte de sus inversiones. El monto total, según reveló una fuente inobjetable, alcanzará los $ 36.100 millones para todo 2009.

Pero el escenario cambió tras la eliminación de las AFJP. En el Gobierno aseguran que los recursos saldrán del presupuesto, de fideicomisos y de préstamos de organismos internacionales: Banco Mundial, BID y Corporación Andina de Fomento.

?El Estado es el primer inversor y generador de empleo?, adoctrinan los kirchneristas. Sobre ello se debatirá el sábado próximo en el complejo oficial de Chapadmalal, en un congreso político encabezado por ministros y organizado por Compromiso K, con 1200 dirigentes, gobernadores e intendentes.

La agrupación de Rudy Ulloa Igor, un influyente de Kirchner, hará ese encuentro para tonificar la tropa en forma simultánea con el Coloquio de IDEA.

Comentá la nota