Prometen créditos blandos para que productores no malvendan el trigo

 Prometen créditos blandos para que productores no malvendan el trigo
Agricultura anunció el financiamiento para evitar que los trigueros vendan a bajo precio. Habrá prueba piloto en Entre Ríos por un mes y después podría nacionalizarse
El Gobierno cerró ayer el año con un nuevo gesto para los productores agropecuarios. Lanzó una línea de créditos especial, del Banco Nación con tasa anual de 7%, para que los pequeños y medianos productores trigueros puedan financiarse sin tener que malvender su cosecha.

El anuncio se efectuó en el Ministerio de Agricultura, tras una reunión que mantuvieron el ministro Julián Domínguez; el secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno; y el secretario de Producción entrerriano, Roberto Shunk, con productores de la Federación Agraria (FAA) de esa provincia y referentes de la exportación y de los molinos harineros.

El eje del encuentro era monitorear, y poner en marcha, un acuerdo que se había suscripto hace más de un mes en la capital entrerriana Paraná, con el objetivo de que los productores recibieran el precio pleno por su cereal (fas teórico elaborado por el Ministerio que ayer era de $ 627 la tonelada), así como otorgarle a Entre Ríos un cupo de 300.000 toneladas de trigo adicional para la exportación.

Pero la demanda siguió siendo escasa, por lo que ayer se acordó –luego de más de 3 horas de reunión– que los exportadores y molinos comprarán 240.000 toneladas de trigo (180.000 corresponden a los ROE verde todavía no utilizados) a pequeños y medianos productores entrerrianos a precio pleno, durante enero. El jueves 28 de enero habrá un nuevo encuentro en Agricultura para evaluar el cumplimiento del compromiso.

En ese marco, se lanzaron créditos del BNA para los trigueros. Se explicó que serán a 180 días, con tasa anual de 7% –subsidiada por Agricultura en 7 puntos–, y le permitirá al triguero acceder a capital de trabajo por hasta el 70% de su producción. Esas líneas tendrán la posibilidad de extenderse por 90 días más, y utilizarán como garantía los certificados de depósito formulario 1116A en cooperativas y acopiadores. "Eso le dará una posición de fortaleza al productor, que podrá elegir el momento para vender el trigo y no depender de los precios bajos que les ofrezcan ahora", comentaron en Agricultura.

Además, en las cercanías de Domínguez dejaron entrever que los exportadores deberán reintegrarle la diferencia a los productores que se vieron obligados a vender su cereal por debajo del Fas teórico.

En una primera etapa, tanto el compromiso de compra de trigo, por parte de los exportadores y la molinería, como los créditos para los productores estarán operativos para la provincia de Entre Ríos. "Se estableció un mecanismo de prioridad de compra a pequeños y medianos productores de Entre Ríos", indicó Domínguez, quien insistió en que la cosecha triguera total será de más de 8,5 millones de toneladas (13% más que las últimas estimaciones privadas).

Pero, dado que en las próximas semanas comienza a estar disponible la producción triguera del sur de Buenos Aires, se prevé que esos mecanismos serán emulados para la comercialización triguera bonaerense.

Al respecto, ayer se creó la Mesa Federal del Trigo, en la cual espera encontrar las soluciones a los problemas de los pequeños productores de todo el país. En el encuentro que Domínguez presidió junto a Moreno, estuvo el ministro de Asuntos Agrarios bonaerense, Ariel Franetovich, quien planteó que los trigueros de Buenos Aires tienen similares dificultades que los entrerrianos para colocar su grano a precio justo.

Jorge Ruíz, productor federado presente en el encuentro, sostuvo que enero será clave para determinar si se deja atrás el conflicto por el trigo, tras 4 años de intervención oficial.

"Hay una distorsión del mercado, por lo que el productor recibe $ 100 menos del precio que tendría que cobrar por el trigo. Enero será definitivo para ver si se solucionó o no el tema", planteó.

Comentá la nota