Prometen una ciudad judicial para Cipolletti

Según anunciaron ayer, allí concentrarán los organismos de la Circunscripción. No se habló de financiamiento ni de plazos. El municipio ofrecerá el terreno.
Cipolletti tendrá una ciudad judicial para concentrar a todos los organismos que funcionan en la Cuarta Circunscripción Judicial, anunciaron ayer. En los próximos 30 días el municipio pondrá a consideración del Superior Tribunal de Justicia las propiedades disponibles a fin de que se elija la más acorde de acuerdo a las necesidades. El intendente Alberto Weretilneck reconoció que "una opción" es el polémico predio de Avenida Alem y Kennedy, que la comuna tiene para la venta.

Si técnicamente es viable, el gobierno municipal cedería esta propiedad para que Cipolletti tenga una ciudad judicial como la recientemente inaugurada en Roca.

La novedad la dieron a conocer ayer Weretilneck y el vocal del STJ y a su vez presidente del Tribunal de Superintendencia general de la Cuarta Circunscripción, Alberto Balladini. Ninguno habló de plazos para la construcción ni de financiamiento, aunque sí se confirmó que la intención es definir "antes de fin de año" la futura localización del edificio.

El intendente dijo que en los próximos 30 días el municipio pondrá a consideración del STJ las propiedades que tiene la ciudad para una sede de estas características y que a partir de allí comenzarán las conversaciones con el Poder Ejecutivo de la provincia "para empezar con la elaboración del proyecto".

Aclaró que aún no está el lugar determinado para emplazar el edificio porque previamente habrá que realizar los estudios necesarios pensando no sólo en las necesidades actuales sino en la de "los próximos 50 años".

Reconoció que "puede ser una opción" el terreno ubicado en Avenida Alem y Kennedy, que el municipio pretendía vender para financiar la obra en construcción del Centro Cultural y que tanta polémica generó. Es el que está en la mira, aunque también se evaluarán tierras ubicadas sobre Naciones Unidas y Mengelle, entre otras. "Tenemos que analizar la superficie mínima que el Poder Judicial necesita. Por eso no se puede aventurar posibilidades", remarcó.

Balladini comentó que las conversaciones con Weretilneck sobre la ciudad judicial comenzaron con anterioridad y que incluso el jefe comunal visitó el edificio inaugurado en Roca. "De allí nació la posibilidad de poder concretar un proyecto de igual naturaleza, cubriendo las necesidades que tiene el asiento de la Cuarta Circunscripción (que abarca desde Fernández Oro a Catriel)".

El intendente reconoció que si bien no están preocupados, siguen con atención el crecimiento judicial en el oeste de la provincia. El vicepresidente del Tribunal de Superintendencia General, Edgardo Albrieu, lo graficó en números. Dijo que hace seis años entre magistrados, funcionarios y empleados, en Cipolletti había 40 personas. "Hoy somos mucho más de 200 y muy posiblemente en un año vamos a ser cerca de 300", estimó.

Comentá la nota