Promete hoy Moreno masiva compra estatal de lácteos

El secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, explicaría finalmente hoy cómo será la prometida compra que hará el Estado del stock excedente de productos lácteos que no pudieron ser exportados y actualmente tiene en su poder el sector industrial.
El acuerdo lácteo firmado el lunes pasado por una estrecha porción de actores de la industria y la producción de leche incluyó esta suerte de compromiso oficial. Se espera que esta intervención oficial alivie un problema que, en rigor, surgió a causa de las trabas a la exportación que impuso el propio gobierno, con frenos a los envíos de queso y leche en polvo.

Aun así, no quedó claro en dicho pacto -que fijó un valor de $ 1 para el litro de leche a boca de tambo- cuál será la cantidad, el precio, las empresas beneficiadas y el destino de los lácteos que adquirirá la Nación.

Se espera que estas cuestiones sean develadas al menos en parte hoy por Moreno, cuando a las 19.30 reciba en su despacho a los propietarios de pequeñas y medianas empresas lácteas, agrupados en la Asociación de Pequeñas y Medianas Empresas Lácteas (Apymel).

La reunión no será del todo abierta, ya que Moreno sólo recibiría a un grupo de dirigentes PyMEs de Córdoba, Santa Fe y La Pampa. El resto no será bienvenido, especialmenteluego del escrachecon huevazos y tomatazos al que fue sometido el secretario de Comercio Interior el jueves pasado en Villa María, Córdoba -una de las principales cuencas lecheras del paísen el encuentro que fue gestionado por el intendente local Eduardo Accastello.

Promesa

Una de las promesas que pondría Moreno sobre la mesa sería activar gestiones con Cancillería para buscar mercados donde colocar los productos que no tienen lugar en la plaza argentina. También habrá pedidos a supermercados para que realicen compras. Además, deberían comenzar a barajarse valores y cantidades de las compras que haría el Estado. Así se desprende de lo que informó días atrás Luciano Di Tella, el director nacional de Lechería, quien indicó que el Estado se comprometerá a adelantar las compras correspondientes a los planes sociales.

El problema que tienen las pymes lácteas es que bajo el actual escenario de sobrestock, los costos superan a los ingresos. Aseguran las pymes que no pueden pagar $ 1 por litro a los tamberos, y por eso no suscribieron el último acuerdo. Se teme, además, por un potencial cierre de empresas, tal como ocurrió con el sector productivo, que perdió varios tambos este invierno.

Por su parte, Moreno también estaría cumpliendo hoy con la palabra empeñada el jueves en Villa María: incluir en las discusiones no sólo a las grandes industrias, como ocurrió hasta ahora, sino también a las de menor escala.

Tras el encuentro del jueves pasado, un grupo de gremialistas, pequeños empresarios y productores lácteos calificaron la visita de Moreno a Villa María como un intento por «romper» al sector.

Comentá la nota