Promete Gobierno no reabrir paritarias hasta marzo de 2010

• EXCEPCIONES: GREMIOS DE SANIDAD Y TRANSPORTE PÚBLICO (DEBE SUBSIDIARSE A EMPRESAS PARA QUE NO SUBAN BOLETO)
El Gobierno clausurará durante agosto todas las paritarias de 2009. Hasta fin de mes, sólo avalará las discusiones de gremios como el de sanidad y las del transporte público. Este caso será además el único en el que luego de haberse acordado un aumento de suma fija, se aceptará reabrirlo. El resto ya no se reabrirá y toda negociación se trasladará a marzo de 2010.

Así se resolvió en el Ministerio de Trabajo, al analizar los resultados de las discusiones paritarias de este año que culminaron con incrementos salariales de entre un 18 y un 22% de promedio.

Si se tiene en cuenta que el aumento definido para 2008 fue de aproximadamente el 19%, este ejercicio trajo mejoras salariales similares al anterior, pero con una economía en crisis.

Suma fija

Según aclaró ayer la viceministra de Trabajo, Noemí Rial, las negociaciones paritarias cerradas no se reabrirán, salvo en algunos casos «como el transporte, que no acordaron un porcentaje, sino que aceptaron una suma fija. Este rubro -aclaró Rial- «tendrá en octubre una reapertura de su negociación». Igualmente, la idea del ministro Carlos Tomada es que la suma fija que se discutió en su momento pase a formar parte del salario nominal de los empleados y no se discuta un incremento de los sueldos. En concreto, se trata de cifras que van de los 250 a los 300 pesos, y que abarcan a los trabajadores de rubros como el transporte de corta y media distancia, ferrocarriles y subterráneos.

Para terminar las negociaciones, se necesita sumar a los referentes de las Secretaría de Transporte que ahora continúa Juan Pablo Schiavi, ya que esa repartición tiene que determinar el subsidio a transferir a los empresarios para que no se incrementen tarifas.

Está claro que la intención del Gobierno es que el dinero que se transfiere actualmente al sector se mantenga sin alzas, ya que pensar en el anuncio de un alza en los boletos de colectivos, trenes o subtes (luego del fallido intento de la luz y el gas) sería políticamente insostenible. Para determinar cuál será el incremento exacto para los choferes y trabajadores de los medios de transporte, habrá que determinar antes el dinero que desde el Ejecutivo se está dispuesto a presupuestar para subsidiar el boleto. Lo que queda claro es que en esta etapa del Gobierno de Cristina de Kirchner, no existe la intención de subir las tarifas del transporte urbano

Comentá la nota