Con promesas y sin energía

Otro reclamo de vecinos de la zona oeste en Edesur. Hasta solucionar el problema enviaron un generador al barrio que en minutos quedó sin combustible. Interviene la Defensoría
Vecinos de Quilmes Oeste llegaron ayer al mediodía hasta las oficinas de Edesur para reclamar por la falta de energía eléctrica en toda la zona. La respuesta de la empresa fue la colocación de un generador que a los pocos minutos se quedó sin combustible y dejó de funcionar.

Quienes reclamaron ante la empresa intentaron explicarle a uno de los encargados de la oficina de Edesur que el problema no es nuevo sino que tiene una historia que comenzó a fines del año pasado, más precisamente el 29 de diciembre, cuando se produjo un incendio en el transformador de la esquina de San Juan y Madame Curie, que de inmediato fue apagado por los Bomberos Voluntarios.

Sin embargo, a los pocos días y luego de la reparación, se prendieron fuego todos los cables de la cuadra y el barrio volvió a quedarse sin luz.

Luego de una nueva reparación, la energía volvía con distinta intensidad, incluso dañando varios electrodomésticos, que luego de los reiterados reclamos, en la actualidad la empresa está reponiéndolos.

Tal fue la insistencia de los vecinos que Edesur decidió colocar un transformador hasta que se hiciera la reparación a fondo, la cual no tenía fecha cierta ni exacta.

Sin embargo, en los últimos días hubo una serie de cortes y todo se complicó en la noche del jueves, cuando se cortó la luz cerca de las 23 y la energía hasta el mediodía de ayer no había vuelto.

Esta situación motivó a que la gente se vuelque hasta las oficinas de la empresa en San Martín y 9 de Julio, en el centro quilmeño y, luego de dialogar con los responsables, les prometieron la puesta en funcionamiento del transformador.

Tras el acuerdo la gente regresó al barrio y luego de unos minutos la luz volvió a cortarse, con lo cual pidieron explicaciones a quienes estaban con el transformador y les habrían dicho que se quedaron sin combustible.

La situación irritó a los lugareños, quienes tras avisar lo sucedido a los sorprendidos jefes de la sucursal se reunieron con un representante de la Defensoría del Pueblo de Quilmes para preparar un escrito para ser presentado ante el ENRE, con el fin de que tome cartas en el asunto en este conflicto.

Comentá la nota