Promesa a productores frutícolas.

Sapag se comprometió a elevar a la Presidenta un pedido de las cámaras de una compensación por las pérdidas originadas en el conflicto del sector.
Neuquén > El lunes, el gobernador Sapag recibió a los representantes de cinco cámaras de productores frutícolas neuquinos, quienes le plantearon que las medidas de fuerza adoptadas por el Sindicato de la Fruta de Río Negro y Neuquén causaron pérdidas irreparables en la cosecha de pera y manzana. Por ello, le solicitaron al gobernador que interceda ante las autoridades nacionales para que se los beneficie con una disposición compensatoria.

El mandatario se comprometió a elevar ese pedido a la presidenta Fernández de Kirchner durante su estadía en Buenos Aires.

Por otra parte, en la reunión del lunes se acordó iniciar un trabajo conjunto entre los empresarios y técnicos del ministerio de Desarrollo Territorial para determinar con precisión el monto de los daños ocasionados por la producción pera y manzana que no pudo comercializarse.

El ministro de Desarrollo Territorial, Leandro Bertoya, informó que los productores “expresaron su preocupación por el alto impacto negativo que tuvo el paro de los galpones de empaque y nos pidieron interceder ante Nación para mitigar esas pérdidas con una compensación, dado que es un tema que estaba en manos del ministerio de Trabajo Nacional”.

En representación de los fruticultores, asistieron al encuentro el presidente de la Cámara de Productores de Añelo, Juan Galván; el titular de la Cámara de Productores Agropecuarios de San Patricio del Chañar, Martín Molinari; el presidente de Productores Agremiados de Centenario y Vista Alegre (Pacva), Angel Romano; los responsables de la Cámara de Productores Agropecuarios de Plottier y Senillosa, Jorge Fernández y Roberto Abate; y el vicepresidente de Productores Agremiados del Limay, entre otros.

Comentá la nota