Una promesa que comienza a tomar forma Alberti y Del Viso unidos con asfalto con Panamericana y Ruta 8

Las obras incluyen el arreglo de las calles Irigoyen, Jacques, Lisandro de la Torre y Sócrates. La idea es que los habitantes de las dos localidades tengan una salida pavimentada a esas arterias principales. Las tareas demandarán una inversión de 4,2 millones de pesos.
La promesa de unir las localidades de Del Viso y Manuel Alberti con la construcción de asfalto es una de las que desde hace unos días comenzó a tomar forma.

Desde la Secretaría de Obras Públicas ya comenzaron a delinear el plan de trabajo que les permitirá a los habitantes contar con una salida asfaltada hacia la Ruta 8, y a la vez lograr unir esta última arteria con la Panamericana.

En ese sentido, las tareas coordinadas por el subsecretario del área, José Kastelic, incluirán la repavimentación de la calle Irigoyen, arteria principal de la ciudad de Alberti y el asfaltado de las calles Jacques, Lisandro de la Torre y Sócrates.

En total son 28 cuadras de asfalto y los trabajos demandarán una inversión de 4,2 millones de pesos, dinero que el Municipio ya había recibido de las manos del BIRF (Banco Internacional de Reconstrucción y Fomento), una de las cinco instituciones que integran el Grupo del Banco Mundial.

Según el propio Kastelic, la primera parte de la obra que se comenzó a realizar en la intersección de las calles Sócrates y Ruta 8 “quedará concluida en los próximos 20 días”. Luego arrancarán con la repavimentación del otro extremo comprendido por la calle Irigoyen y su intersección con la ruta Panamericana.

Cabe destacar que la empresa que estará cargo de las tareas es la denominada Valfos S.A, la misma que tuvo a su cargo los trabajos de pavimentación de la Avenida Tomás Márquez.

Promesa de campaña

La obra que unirá a las dos localidades es una de las que desde que el Intendente Humberto Zúccaro lanzó su reelección, allá por fines del 2006, se había convertido en una especie de caballito de batalla para enfrentar las urnas.

Sin embargo, la obra llegó después de tres años tras intensas gestiones. En ese sentido, hace poco menos de un año que el dinero llegó a las arcas municipales de la mano del BIRF, dinero que había sido pedido desde la comuna hacia fines del año 2006.

Pero los tiempos de los organismos crediticios a veces no entienden de estrategias electorales y aquella vez Zúccaro se había quedado sin poder comenzar las obras antes de las últimas elecciones.

En este caso, la obra llega en un contexto similar al de los últimos comicios. El jefe comunal hora sólo espera esta vez poder cortar la cinta de los nuevos asfaltos antes de las próximas elecciones legislativas de octubre. Y en ese sentido, ya se lo escuchó decir que “la gente vota si ve gestión y trabajos”. El caballito de batalla vuelve a la carrera.

Comentá la nota