Se prolonga la incertidumbre en la negociación por el precio del crudo

Gobernadores y funcionarios de las provincias productoras de hidrocarburos deberán esperar una semana para reunirse con el ministro de Planificación Federal de la Nación, Julio de Vido. El objetivo es que se incremente el precio interno del barril de crudo en un 15%. En Neuquén el gremio de los Petroleros Privados realizó un paro por 24 horas con la intención de "presionar", mientras que sus pares de Chubut se expresaron en contra de una medida de fuerza similar.
En el encuentro que estaba previsto realizarse ayer y que se postergó para la semana próxima, los gobernadores que integran la Organización Federal de Estados Productores de Hidrocarburos (OFEPHI) pretendían entregarle al ministro de Planificación Federal, Julio De Vido, un documento donde solicitan una mayor rentabilidad para el sector.

La postergación se fundamentó en "problemas de agenda" del funcionario nacional y todo indica que, finalmente, tendrá lugar la semana que viene aunque para eso hay diferentes presiones externas que están llevando adelante otros sectores como los gremios petroleros.

Al respecto, el secretario de Hidrocarburos de Chubut, Sergio Schiavone, reiteró ayer a Diario Patagónico que "nuestra provincia va a estar representada en persona por el gobernador (Mario) Das Neves y vamos a ir con el mismo planteo, el cual incluye un incremento del precio interno del barril de crudo".

El funcionario agregó que en las reuniones previas con el resto de los integrantes de la Ofephi "hemos avanzado con la redacción del documento y, después de un interesante debate, nos pusimos de acuerdo en impulsar esa posición que refleja el pensamiento y la necesidad de las provincias productoras de hidrocarburos".

EL ROL DE LOS GREMIOS

Con posturas encontradas, los sindicatos de Chubut y de Neuquén se expresaron ayer en torno a las negociaciones que se vienen dilatando en torno al precio interno del barril de crudo que hoy está congelado en 42 dólares.

Mientras para Chubut, "es tiempo de avanzar con el diálogo y no poner en marcha un plan de lucha", en Neuquén y Río Negro los trabajadores petroleros llevaron adelante un paro por 24 horas para "presionar por los aumentos del precio del gas, el petróleo" y para denunciar la "falta de cumplimiento de las conciliaciones obligatorias de parte de varias empresas".

En ese contexto, se advirtió que la próxima semana podría llevarse a cabo la paralización de los yacimientos por otras 48 horas, lo que afectaría el suministro de gas a Capital Federal.

Los dos sindicatos coincidieron en que el valor actual del gas y petróleo "perjudica a los trabajadores", quienes se tienen que resignar a los despidos pero han optado por desplegar diferentes estrategias ya que en Chubut no habrá paros y en Neuquén y Río Negro todo indica que ese será el camino que se endurecerá la próxima semana.

Comentá la nota