Proliferación de baches, otro costado dañino de las lluvias

En noviembre-diciembre de 2008 se tuvo que bachear casi el doble que en igual período de 2007.
Durante el transcurso de los 2 últimos meses de 2007, el municipio capitalino utilizó 368 metros cuadrados de bacheo asfáltico para tapar los huecos producidos en las distintas calles del departamento. En el mismo periodo, pero de 2008, aplicó 667 metros cuadrados en las calles dañadas, es decir, casi el doble. Así lo aseguró Víctor Caño, jefe del Departamento de Construcciones Viales de la Municipalidad de la Capital. La principal causa del daño, dijo el técnico, es el agua de las continuas lluvias que caen en la provincia y que en el último mes superaron ampliamente a la media histórica.

Según el funcionario, casi la mitad de las calles de San Juan están cubiertas con doble capa, un tratamiento que desde 2002 no se utiliza en las calles de la comuna. Además, dijo que este tipo de pavimento es débil ante el agua y fue colocado hace más de 25 años, lo cual hace que las calles tengan un mayor grado de vulnerabilidad aún ante las lluvias repetidas.

En el doble capa primeramente se riega la calle con asfalto, luego se le agrega ripio de piedra pequeña y se le pone otra capa de asfalto. Encima se arroja arena fina de sellado para que se seque el último revestimiento. La cubierta superior se llama capa de rodado y en este caso mide 2 cm (ver infografía). Su vida útil va de 7 a 10 años, pero en San Juan, por su clima (que era generalmente seco), solía extenderse hasta unos 15 años.

El concreto asfáltico caliente es el método que se utiliza actualmente. Está compuesto por una mezcla muy cohesionado con ripio que se extiende por los caminos a 140 grados centígrados de temperatura. En 4 horas ya está tibio y puede utilizarse. Su vida útil en un clima árido alcanza los 25 años. Por otra parte, posee mayor resistencia ante el agua que el anterior. Su capa de rodado es de 5 cm de espesor.

El material que se aplica para bachear es de baja calidad. Con buenas condiciones climáticas, puede durar hasta 2 años sin grandes alteraciones.

Según datos obtenidos en la estación experimental del INTA, ubicada en Pocito, en el período noviembre-diciembre de 2007 llovieron en San Juan unos 9,8 milímetros. Durante el mismo período, pero de 2008, el agua que cayó sumó 23,8 milímetros. Esta medición es parcial, pero sirve como indicador del fenómeno general.

Desde la Nación, a la Municipalidad de la Capital le asignaron para este año 4,6 millones de pesos para pavimentación. Y aunque el plan está en marcha, los baches son un dolor de cabeza.

Comentá la nota