Prohibirá fijar carteles en la costa el nuevo código de publicidad

Pulti presentará formalmente el proyecto la semana próxima * Apuntará a regular la instalación de anuncios en la vía pública * Según el intendente, además de fijar límites se establecerán responsabilidades en cuanto al mantenimiento.

El Departamento Ejecutivo presentará la semana que viene ante el Concejo Deliberante un proyecto de ordenanza con nuevas disposiciones para la instalación de publicidad en la vía pública. Según le indicó a LA CAPITAL el intendente Gustavo Pulti, el código de publicidad que propondrá su gestión tiende a "reducir la polución visual" y fija límites claros en cuanto a la cantidad y el tamaño de los carteles que serán admitidos en el futuro.

La iniciativa también establece reglas que comprometen a las agencias a garantizar el mantenimiento de los letreros, con el propósito de preservar la "higiene y la seguridad" en las calles. Y además, en el texto se prohíbe la instalación de anuncios que, en zonas como la costa, puedan perjudicar al paisaje.

Según Pulti, con la sanción del nuevo código el municipio quiere "reducir de manera significativa los actuales niveles de polución visual" y destacó que primera vez "serán establecidas normas de carácter general e iguales para todos" los que desarrollan la actividad.

Paralelamente, otro de los objetivos que se persiguen con el nuevo código tiene que ver con la seguridad vial. Es sabido que sobre todo los grandes carteles situados en cruces y rotondas de mucho tránsito suelen ser un motivo adicional de distracción para los conductores, por lo que éste será otro de los aspectos que se tendrá en cuenta al otorgar los permisos correspondientes a las agencias.

El actual gobierno municipal, ni bien asumió, fijó como una de sus metas de gestión redactar una norma que regule la instalación de publicidad en la vía pública, para llenar un vacío legal que existe al respecto. En diciembre de 2007, el intendente firmó un decreto prohibiendo la colocación de nuevos carteles, con el propósito de frenar su proliferación y poder elaborar mientras tanto un proyecto que regulara la actividad de manera general.

La redacción de la propuesta llevó más tiempo del previsto, por lo que hubo reproches de parte de la oposición, sobre todo a fines de 2008, cuando el Ejecutivo renovó la vigencia de la prohibición.

Ayer el jefe comunal admitió que hubo demoras en la elaboración del proyecto, pero aseguró que el texto será elevado al Concejo la semana próxima.

Asimismo dijo que, a pesar de que hubo reiterados intentos de violar las actuales restricciones, desde que se puso en vigencia su decreto "se frenó el crecimiento de la cartelería publicitaria en la vía pública de manera considerable" y se aplicaron "numerosas sanciones" a quienes pretendieron burlar la norma, obligándolos a retirar letreros en infracción y a pagar multas.

"Desde un principio nos comprometimos a elaborar un código de publicidad que limite los excesos y que recoja la experiencia de años anteriores durante los cuales, antes de aplicar el decreto que limitó la oferta, se multiplicaban sin ningún freno los espacios de exposición publicitaria obstruyendo paisajes y agraviando la identidad urbana de Mar del Plata", sostuvo el jefe comunal.

Fundamentos y otros detalles

Pulti reconoció a la publicidad en la vía pública como "una herramienta legítima" y una "fuente de trabajo para muchos", pero consideró que "se la practica en un ámbito urbano en el que es necesario garantizar la armonía".

El intendente destacó que las agencias y las marcas anunciantes "deben asumir la responsabilidad de mantener la cartelería y observar cada una de las normas de higiene y seguridad".

Según explicó, el código que en días más será presentado ante los concejales, tiene como principal objetivo "disminuir la intensidad" de la actividad publicitaria en las calles, buscando reducir tanto la cantidad como el tamaño de los carteles.

El jefe comunal subrayó como una tendencia "nociva" la aparición de anuncios cada vez más grandes -a los que calificó como "monumentalistas"- que en muchos casos son instalados en sectores claves de Mar del Plata.

En el proyecto, además de desalentar la colocación de esta clase de carteles en general, habrá una explícita veda a su instalación en lugares donde su presencia suponga una obstrucción del paisaje, sobre todo de la vista de la costa y del mar.

Asimismo adelantó que las empresas del rubro serán comprometidas a garantizar el mantenimiento de los anuncios para evitar que se conviertan en amenazas a la seguridad de la gente.

"En Mar del Plata estamos acostumbrados a que después del verano haya miles de carteles que quedan abandonados sin que nadie se haga cargo de ellos y por eso vamos a establecer responsabilidades al respecto", explicó finalmente Pulti.

Comentá la nota