"Hay que prohibir las picanas PRO"

"Hay que prohibir las picanas PRO"
Los bloques opositores buscan que la Metropolitana no pueda usar las Taser. Los macristas las defienden.
Los bloques del Frente para la Victoria, Coalición Cívica, Nuevo Encuentro e Igualdad Social presentaron un proyecto de ley en la Legislatura para prohibir que la Policía Metropolitana pueda hacer uso de las Taser que compró el gobierno porteño. "Es necesario prohibir las picanas PRO", afirmó el legislador kirchnerista Francisco "Tito" Nenna, quien firmó la iniciativa junto con Martín Hourest (Igualdad Social), Rocío Sánchez Andía (CC-ARI) y Gonzalo Ruanova (Nuevo Encuentro). El jefe de bloque PRO, Cristian Ritondo, les respondió que aprobar esa ley sería "quitarle una herramienta de prevención a la Metropolitana".

La polémica por la compra de cinco pistolas Taser X26 –que disparan dardos y producen una descarga eléctrica– comenzó con una denuncia del bloque de Proyecto Sur a comienzos de esta semana. El legislador Rafael Gentili presentó un pedido de informes y tanto Amnistía Internacional como el CELS le reclamaron al gobierno porteño que no utilice esas armas, que fueron consideradas como un elemento de tortura por el Comité contra la Tortura y el Consejo de Derechos Humanos de la ONU.

Nenna presentó ayer un proyecto para cambiar un artículo de la ley que creó la policía porteña y prohibir específicamente el uso de "armas eléctricas o electrónicas tales como rifles electrónicos, pistolas electrónicas u otros dispositivos similares de descargas eléctricas, así como cualquier otra técnica o instrumento observado u objetado por el Comité contra la Tortura de Naciones Unidas". El legislador kirchnerista advirtió que "la norma que creó la policía especifica en el artículo 28 que el cuerpo no debe infligir, instigar ni tolerar actos de tortura o tratos crueles, pero Mauricio Macri no la respeta". "Las fuerzas políticas democráticas no van a permitir la implementación de instrumentos de tortura en una policía de proximidad para los vecinos", sostuvo.

Por su parte, Hourest advirtió que "la Metropolitana termina siendo la UCEP con uniforme". "La UCEP había sido creada para otra cosa y terminó violando los derechos humanos. Esta policía que fue creada como una policía de proximidad, por el tipo de armamento que buscan, está pensada para un conflicto físico. Es un marco de improvisación muy grande", señaló el legislador de la CTA a Página/12. "Si Montenegro no se retracta sobre el uso de las picanas móviles haremos uso de todos los recursos institucionales", advirtió la legisladora K María José Lubertino.

"Prohibir un arma que está probada en todo el mundo, que no tiene contraindicaciones y que puede ser usada preventivamente es sacarle una herramienta de prevención a la Metropolitana. Esto puede evitar usar un arma letal", consideró Ritondo, quien conduce el bloque de PRO.

En tanto, Aníbal Ibarra remarcó que "Macri no ha dejado de cometer errores: comenzó con la designación de Palacios, el escándalo de las escuchas. Ahora sigue con la compra de equipamiento, que utiliza como marketing". "Más allá de las fantasías de Macri y de Montenegro, por ley la Metropolitana se dedicará a temas urbanos menores como contravenciones, lesiones en riña, violación de domicilio y usurpación de propiedad", planteó el ex jefe de Gobierno, que consideró que "ninguna función justifica el armado de un área de inteligencia –como ya hicieron con alrededor de 30 espías que la Federal–, ni tampoco la compra de cuarenta vehículos no identificados y mucho menos el uso de armas eléctricas".

Comentá la nota