Prohibieron la realización de corsos en Lomas

LOMAS: El municipio de Lomas de Zamora prohibió la realización de corsos en el distrito por cuestiones de "seguridad" e "higiene". Desde las decenas de murgas que todos los años desfilan en el distrito criticaron el decreto firmado por el Intendente y amenazaron con realizar "una movilización" en rechazo a la resolución.
Este año, febrero no tendrá desfiles ni comparsas en Lomas de Zamora. Es que, mediante un decreto del intendente Martín Insaurralde, el municipio prohibió la realización de los corsos en el distrito amparándose en dos cuestiones básicas: cuidar la "seguridad" y la "higiene" de los barrios. Por supuesto que la medida no pasó desapercibida entre las decenas de comparsas que cada año realizan sus espectáculos en estas calles y que, de hecho, amenazaron con realizar una "gran movilización" en repudio de la decisión oficial.

"Nos cortaron los brazos. Vamos a hacer una movilización muy grande porque hay mucha bronca entre la gente de las comparsas", advirtió Raúl "Lavandina" Cepeda, creador y director de "Los Chiflados del Sur", comparsa de Temperley. "Somos 40 comparsas las que vamos a luchar para que los corsos se hagan. La mía tiene 130 personas, o sea que seremos dos mil o tres mil personas las que estamos en contra de esto", agregó.

Desde el municipio argumentaron la resolución basándose en dos motivos que hoy adquieren una resignificación especial. Uno es el reclamo de los vecinos por la inseguridad. El otro se basa en la necesidad de mantener la limpieza en la vía pública para evitar la propagación de enfermedades en expansión, como el dengue, el hantavirus y la leptospirosis. A este último propósito se suman las complicaciones que generan las falencias en el servicio de agua, lo que complica la tarea.

Así, el decreto 67/10 firmado por el Intendente asegura que "durante los últimos años, algunas de estas celebraciones populares terminaron en graves incidentes y reclamos de los vecinos referidos a la higiene urbana y los ruidos molestos".

Además, aclara que la norma "fue dictada conforme a las atribuciones que le confiere el artículo 108 de la Ley Orgánica de las Municipalidades".

"La realización de corsos o bailes en la vía pública implica una mayor producción de residuos que obligarían al Estado a adoptar medidas extraordinarias para la preservación de la higiene pública, tales como la realización de operativos especiales de limpieza", aseguraron desde el Municipio.

Lo cierto es que tales motivos fueron desestimados por los murgueros, quienes aseguraron que "siempre se han hecho y nunca han generado problemas".

"Estamos muy decaídos porque no pueden prohibir los corsos en Lomas de Zamora. Nosotros los hacemos por cultura y nunca hubo ningún problema. Va a haber muchos problemas porque la gente está muy dolida", advirtió Cepeda.

Similar fue la reacción de la murga "Los Cachafaces del Sur", de Llavallol, desde donde apuntaron que la medida "perjudicará a las diez mil personas que se divierten con los corsos". "Yo tengo a 120 chicos que están esperanzados, que ensayaron todo el año. Muchos de ellos están en la murga para salir de las drogas o el alcohol", se quejó Fabian Guidone, director de la comparsa.

"Además, durante todo el año invertimos plata en el armado de los trajes y ellos (por el municipio) incluso nos ayudaron, así que no entendemos esta medida", indicó.

Según el decreto, el problema es que "no existen en Lomas de Zamora ámbitos apropiados para la realización de espectáculos de este tipo que satisfagan los recaudos necesarios".

Comentá la nota