Prohíben detener menores en comisarías de Capital Federal

Un juez consideró que se trataba de una práctica "ilegal" y "lesiva", además de vulnerar "los derechos de la infancia" por el estado en que se encuentran las celdas. El fallo sienta precedente en la Ciudad
Además, el fallo ordenó que en el término de 60 días se cree un nuevo centro especializado para recibir a menores de edad en conflicto con la ley correccional, con personal capacitado que responda a los estándares legales e internacionales como la Convención de los Derechos del Niño.

En un fallo que sienta precedente en la Ciudad, el juez en lo Penal, Contravencional y de Faltas, Javier Bujan, consideró así que no podrán ser trasladados a comisarías niños ni adolescentes que cometan cualquier tipo de contravención o delito en los que tenga jurisprudencia la justicia porteña como "daños, tenencia de armas y lesiones en riña", entre otros.

La decisión fue tomada tras un habeas corpus colectivo presentado por el Ministerio Público Tutelar de la Ciudad de Buenos Aires, que consideró "ilegal" la práctica por estar en contra de la ley de responsabilidad penal juvenil porteña (2.451) en la que se prevén lugares especializados de detención con personal capacitado para recibir a niños y adolescentes.

De esta manera, el juez determinó que por el término de 60 días desde hoy la Justicia porteña podrá trasladar a los menores de edad a cinco comisarías de la Ciudad por considerar que "están en mejores condiciones que el resto", aunque admitió que no superan los estándares aceptables, hasta tanto esté listo un centro especializado de recepción.

En el hábeas corpus colectivo fue interpuesto Laura Musa y Carlos Bigalli, magistrados del Ministerio Público Tutelar de la Ciudad de Buenos Aires, se consideraba que la detención de menores de edad en comisarías "implica un ilegítimo agravamiento de las condiciones de detención".

Al respecto, Musa dijo a DyN que el fallo "es un paso adelante que marca la diferencia, porque no se puede naturalizar la privación de la libertad y mucho menos en el caso niños y adolescentes". En coincidencia, Bigalli indicó a DyN que "era una vergüenza que la Ciudad con los recursos que tiene haya tenido un estándar tan bajo en el tema de derechos humanos de la infancia" al referirse a las condiciones "infrahumanas" de detención que padecen niños y adolescentes en las comisarías.

De acuerdo al fallo y tras una inspección ocular realizada por la Justicia en las diferentes comisarías de la Ciudad "sólo en un 12% de ellas había frazadas, el 98% del personal policial no estaba capacitado para atender a menores de edad y sólo en el 34 por ciento de las mismas había luz natural". El informe también reveló que "en el 16% de las mismas los baños son compartidos por hombres y mujeres, en el 77% los mismos son usados por adultos, menores de edad y personal policial, y en el 74% de las celdas sólo hay un banco de material".

Comentá la nota