El Programa de Promotores Socioculturales comienza una campaña contra el dengue.

Desde el Programa de Promotores Socioculturales, del Instituto de Cultura, se pondrá en marcha una campaña contra el dengue partiendo de la premisa que "entre todos y todas podemos parar el dengue". Para ello, junto a vecinos, trabajadores de los centros de salud y al menos 10 artistas plásticos, se realizarán charlas, brigadas de organización de intervención directa, intervenciones artísticas, recolección de cacharros y fumigación en Villa Ercilia y Villa Luzuriaga.
En el primero de ellos la campaña tendrá como punto de referencia al Centro de Salud de Villa Alvear (Jujuy 1046) y se realizará entre el lunes y el miércoles; mientras que en Villa Luzuriaga todo acontecerá entre el jueves y el viernes próximos.

La primera etapa de la campaña será la convocatoria casa por casa para entregar un volante informativo sobre el dengue y una invitación para que los vecinos asistan a una charla-taller y una actividad artística. El recorrido se realizará con la participación de Promotores, agentes de salud del centro de salud correspondiente y referentes barriales, en Villa Ercilia el lunes y en Villa Luzuriaga el jueves, siempre por la mañana y por la tarde.

Luego, en un lugar conveniente, se realizará una charla taller, sobre la prevención del

dengue, la misma estará a cargo de médicos de los centro de salud y concluida ésta tendrá lugar una actividad artística a cargo del programa Promotores Socioculturales. La intención es motivar a la solidaridad y el compromiso barrial para enfrentar al dengue, por lo que se organizará también una actividad de intervención directa para el día siguiente. La charla en Villa Luzuriaga será a las 18 del jueves, en el Jardín de Infantes Arturo Lestani, Calle 23 y Dodero.

Habrá intervenciones artísticas en las esquinas de los barrios con el fin de convocar a los vecinos al trabajo de descacharrizado de las viviendas.

Con la participación de los vecinos se va recorrer manzana por manzana, invitándolos a sacar de su vivienda todos los materiales que puedan juntar agua, previniendo así la proliferación del vector. Pasará entonces un camión que recolectará los cacharros, se fumigarán las viviendas y por último, se realizará una evaluación comunitaria del trabajo realizado.

Comentá la nota