Un profundo control médico para los niños de las sierras

Personal del Gobierno viajó en helicóptero y atendió a los niños de Chávez, Riveros y Elizondo.

Con cara de dolor, los ojos bien abiertos y atento a lo que hacía el bioquímico, un niño de la escuela albergue Hernando Magallanes, de las Sierras de Chávez, soportaba el pinchazo en el brazo. Es que le estaban sacando sangre para analizarla. Sabía que era por su bien y que tenía que aprovechar la oportunidad para hacerse todos los controles médicos necesarios. Eso, gracias a la visita de especialistas del Ministerio de Salud, entre ellos el ministro Oscar Balverdi. Ellos viajaron el lunes, en los dos helicópteros de la provincia, hasta las Sierras de Chávez, Riveros y Elizondo, en Valle Fértil. La misión: ofrecer asistencia y control médico profundos a los alumnos de las escuelas de esos pueblos.

El acceso a estos pueblitos, formados en medio de las sierras, es complicadísimo. Sólo se puede llegar a lomo de mula o en moto, lo que dificulta la visita de los médicos del departamento. Según contó el ministro de Salud, un equipo de agentes sanitarios va a las sierras cada 15 días. Pero hacen una revisión poco compleja, porque no pueden llevar los instrumentos necesarios. Eso motivó el viaje del equipo en helicópteros, para controlar la salud de los niños con mayor profundidad.

Una pediatra, un odontólogo, un médico de familia, un bioquímico y una enfermera viajaron junto al Ministro. En las tres escuelas de estos pueblitos atendieron a 64 niños: 24 en la escuela Hernando Magallanes de Sierras de Chávez, 16 en la Flavio Collato de Sierras de Riveros y 24 en la Marcos Gómez Narváez de Sierras de Elizondo. Les controlaron el peso y la estatura. Les realizaron análisis de sangre. Les revisaron la vista, los oídos y la dentadura. Y, además, les entregaron cepillos de dientes y dentífrico a todos.

El ministro Balverdi comentó que "los encontramos muy bien en el tema de las vacunas. En general los chicos están bien. Sólo encontramos dos nenes en Sierra de Chávez que tienen que ser operados por un problema en sus testículos, pero no es nada grave". El funcionario comentó también que en Riveros hay un chico con un problema en la espalda, cifoescoliosis, por lo que necesitan hacerle estudios para ver qué medidas hay que tomar. Estos tres chicos serán trasladados hasta la ciudad para que se les realice las intervenciones necesarias.

Comentá la nota