"Hay que profundizar las políticas que nos permitan enfrentar cambios en el contexto externo"

"Hay que profundizar las políticas que nos permitan enfrentar cambios en el contexto externo"
El presidente del Banco Central de la República Argentina (BCRA), Martín Redrado, remarcó esta mañana que, tras la crisis internacional, se deberán "maximizar esfuerzos" para lograr una "gradual disminución de políticas de estímulo público" a medida que el "sector crediticio recupere su rol regulador".
Tras señalar que "la crisis gatilló respuestas de política económica tan agresivas como necesarias", el titular del Central evaluó que utilizar "bien esta oportunidad permitirá potenciar nuestra inserción mundial".

En tal sentido, remarcó que, de cara al futuro, se debe "profundizar las políticas que nos permitan enfrentar cambios en el contexto externo" de manera exitosa, y "evitar que se produzca la próxima crisis que cada argentino tiene en el imaginario", debido las "crisis recurrentes" que se producen con "períodos de seis a siete años".

"El desafío es lograr que estos marcos persistan luego de que la crisis sea superada y que nuestros países se inserten en el mundo" con "esquemas sustentables" y tendiendo al "bienestar" social, completó Redrado.

En cuanto a lo que llamó "lecciones" de la actual crisis internacional, Redrado puntualizó el aprendizaje en torno a la "estabilidad financiera", a la necesidad de crear "espacios para políticas contracíclicas" y de "construir redes de protección en liquidez y solvencia", al tiempo de apelar a la "coordinación entre países desarrollados y en desarrollo".

También destacó el "valor de actuar rápidamente, sin confiar en los ajustes automáticos; ser contundentes y sobreactuar para revertir consecuencias negativas" y "no abandonar prematuramente las políticas que se han implementado".

"La magnitud de la crisis abrió difíciles dilemas de política económica" y la "clara posibilidad de marcar diferencias con el pasado", remarcó el titular del Banco Central.

Redrado se refirió de este modo al abrir las Jornadas Monetarias y Bancarias 2009, que se realizan entre hoy y mañana en la sede de la autoridad monetaria, bajo el título "Los Países Emergentes frente a la Crisis: Lecciones y Desafíos".

El titular del Central disertó en la mesa "Efectos de la crisis y las diferentes respuestas de política económica en economías emergentes y desarrolladas".

En este contexto, Redrado destacó que las políticas implementadas en la Argentina en materia económica y monetaria "respondieron tal como se esperaba" y permitieron "aprender andando en la crisis".

Esta administración de riesgos estuvo basada en "pilares" como "asegurar la convergencia entre oferta y demanda de dinero", un "tipo de cambio administrado" y la "solidez" de un "esquema normativo de supervisión", puntualizó.

Asimismo, destacó que se ha "creado un sistema financiero robusto y flexible, sin descalce de monedas", basado en la "flotación administrada" y en un "estricto" control de agregados monetarios.

En el mediano plazo señaló que las "opciones de política" se inscriben en una "gran revisión" sobre el balance del rol y qué ponderación deben tener los bancos centrales en el mundo, debido a que esta crisis enseñó que los "esquemas suscriptos sólo a la tasa de interés se han flexibilizado".

"Hay mucha efervescencia y gran debate acerca de paradigmas y modelos teóricos más adecuados", indicó Redrado, pero subrayó que se comprobó una "mayor efectividad cuando hay coordinación entre política económica y política monetaria".

En tal sentido, recordó que "hace dos años mucho de nosotros estábamos preocupados por la inflación", pero tras la crisis "los miedos tomaron la dirección opuesta".

"Aún con señales de mejora, la estrategia de salida de la crisis puede volcar" tanto a la deflación como a la inflación, remarcó el titular del Banco Central, pero aclaró que actualmente "no tiene sentido plantear dos escenarios extremos".

Comentá la nota