Se profundiza el quiebre en el Foro

Presidente y vice se cruzaron por el faltazo al debate de la Iglesia.
La convivencia en la conducción del Foro de Abogados va cada vez peor. Las aguas se habían dividido por los nombramientos a dedo en el Poder Judicial y esta vez, hubo un fuerte cortocircuito por la ausencia de la institución en el debate sobre designación de jueces que organizó la Iglesia la semana anterior. El vicepresidente, Conrado Suárez, criticó al presidente, Isidro Díaz, por faltar a último momento y priorizar un evento deportivo en Chile. El presidente, que hasta se ganó cuestionamientos del Arzobispado, culpó a su colega de negarse a asistir en su reemplazo.

El hecho que precipitó el quiebre se remonta al jueves anterior. Díaz ya había comprometido su presencia en el encuentro convocado por la Iglesia, pero ese día se conoció que iba a faltar. El motivo: cruzó la cordillera para representar al Foro de Abogados en un campeonato de fútbol internacional.

Fue así que los abogados, con participación activa en el proceso de selección de los magistrados, un tema que está en el tapete por las decenas de vacantes que se vienen en Tribunales, no estuvieron representados.

Desde ahí, se desencadenó una larga serie de cruces. Suárez, que fue al debate por la UNSJ, salió con los tapones de punta. Apenas se enteró, reflexionó: "No sé cuál es el concepto de representación que tiene Díaz". Y ayer, sostuvo que "ser presidente requiere de un fuste personal, de un fuste intelectual y de un fuste profesional".

El presidente justificó su ida a Chile diciendo que era clave para darle forma al campeonato nacional de fútbol que los abogados jugarán en San Juan en 2010. "Era muy importante, van a venir 1.500 profesionales", explicó. Y al mismo tiempo, aseguró que le pidió a Suárez que fuera en representación del Foro al debate y "él se negó".

Díaz opinó que su ausencia no incidía en el debate, porque "lo podían reemplazar". Pero después afirmó que él es el único que tiene la representación del Foro (Ver Frente a frente).

En el Arzobispado también hay molestias con Díaz. Sobre todo, porque el abogado había dicho ser un hombre comprometido con la Justicia cuando se reunió, foto mediante, con monseñor Alfonso Delgado.

Díaz y Suárez vienen de líneas distintas y ya habían chocado. El primero se opuso a llamar a asamblea como pidieron los afiliados y el segundo está de acuerdo. Además, la reunión de Díaz con Gioja a solas generó molestias, porque no le avisó al Directorio.

Comentá la nota