Se profundiza la polémica por el juego

Referentes de la oposición bonaerense se metieron de lleno ayer en la polémica por la regulación del negocio del juego, especialmente de las máquinas tragamonedas, en la Provincia.
El peronista disidente Francisco De Narváez, que buscaría su reelección como diputado en las elecciones de este año, ayer inició una recorrida por ciudades balnearias bonaerenses, y cuestionó la política de juegos de azar al afirmar que “no se trata sólo de ver cuánto se puede recaudar hoy o mañana, sino de qué va a pasar con nuestra sociedad dentro de cinco o diez años”, en alusión a la instalación de tragamonedas. Puso como ejemplo que algunos pueblos del interior “empezaron a torcer su rumbo como consecuencia del auge de las drogas y los juegos de azar”.

Por su parte, el diputado provincial Jorge Macri aseguró que “hay, evidentemente, una búsqueda,

una especulación para encontrar un argumento a fin de aumentar las licencias de juegos y nosotros nos vamos a oponer, porque la justificación de que con eso van a aumentar los fondos de la Provincia es maquiavélico”.

Comentá la nota