Se profundiza el conflicto en el Tribunal de Cuentas

NEUQUÉN (AN).- El Tribunal de Cuentas de la provincia sigue inmerso en su conflicto salarial. Los trabajadores afiliados al gremio ATE profundizaron ayer sus medidas de fuerza, luego de la negativa de la ministra de Hacienda, Esther Ruiz a conceder la suba que reclaman.

El secretario general del sindicato opositor, Ernesto Contreras, mantuvo un encuentro el martes con la funcionaria del gobierno provincial. Dijo que "se negó a distribuir en los salarios los fondos presupuestarios que el Tribunal no utilizó el año pasado".

Se trata de unos tres millones de pesos. Contreras dijo que el presupuesto global del organismo encargado de auditar las cuentas del gobierno era de "15 millones, y que sólo se utilizaron 12 millones".

"Con los fondos remanentes tranquilamente se podría dar una suba para terminar con el conflicto", que ya lleva más de un mes de duración.

El eje de la discordia

El punto que genera gran disconformidad en el personal es la diferencia existente entre los salarios que cobran los vocales del Tribunal y el resto del personal. "Mientras los vocales perciben entre 16.000 y 24.000 pesos", dijo Contreras, "el resto del personal percibe unos 3.000 pesos en promedio".

Los salarios de los cargos jerárquicos están equiparados a los de la justicia de Paz. "Durante todo 2009 los empleados, una fuerza de trabajo de unas 130 personas, no recibieron ningún tipo de aumento", dijo Contreras.

Dentro del marco del conflicto, aparecieron carteles pegados en el centro de la ciudad con los sueldos que cobran los miembros del Tribunal de Cuentas.

En este contexto, los empleados que llevan adelante el reclamo, que también buscan la discusión de un convenio colectivo de trabajo que imponga reglas más claras sobre la situación del escalafón, plantaron una extensión de los paros, que en los hechos, implican una falta de funcionamiento del organismo.

ATE no discutió la posibilidad de un aumento para el resto de los empleados públicos, durante la reunión de anteayer, al menos es lo que dio a conocer oficialmente.

En febrero, está previsto que el congreso provincial del sindicato, fije los pasos de un nuevo plan de lucha, si es que antes el gobierno provincial no hace una convocatoria para discutir la posibilidad de un recomposición.

Comentá la nota