Se profundiza el conflicto en el Concejo Deliberante.

Por ahora no hay respuestas del Gobierno provincial.
El conflicto en el Concejo Deliberante parece profundizarse con el correr de los días. Ayer los empleados continuaron con la toma del recinto deliberativo, realizaron cortes de calle y además paralizaron todas las actividades deliberativas.

Los empleados realizaron ayer una nueva asamblea y determinaron continuar con las medidas de fuerza, incluyendo su negativa a dejar sesionar a los diputados provinciales y los concejales capitalinos.

En ese marco fue que paralizaron el tránsito en la calle San Martín y que además extendieron sus reclamos al resto de las oficinas del Concejo Deliberante. Ayer, por primera vez desde que se inició el conflicto, el organismo deliberativo quedó totalmente paralizado.

"Vamos a enviar a un grupo de empleados del Concejo Deliberante a la Casa de Gobierno para saber qué pasó con nuestros pedidos de audiencia con el Gobernador Beder Herrera", dijo la referente del grupo de empleados, Celina de Pérez.

En este mismo sentido, confirmó que la protesta continuará hasta que el Gobierno municipal y su par de la Provincia le den una solución al reclamo de los trabajadores deliberativos.

Por ahora no

Fuentes gubernamentales confirmaron a NUEVA RIOJA que por ahora el Gobierno provincial no intervendrá. "Este es un problema del Gobierno municipal, si ellos quieren recategorizar deben realizar un pedido especial para que se les envíen más fondos. Ese pedido por ahora no se concretó", comentaron desde la Casa de las Tejas ante la consulta periodística.

Los empleados deliberativos reclaman que se aplique la recategorización que se sancionó mediante ordenanza en el año 2007. Cuando se reunieron con el presidente del cuerpo de concejales, Enrique Escudero, les dijo que la Provincia es quien liquida los salarios y que es la responsable de autorizar la recategorización. Es por ello que realizaron un pedido de audiencia con el Gobernador.

Comentá la nota