Profundas grietas en el proyecto de presupuesto 2009

Asesores de la oposición creen que la diferencia entre lo presupuestado y la recaudación sería de unos 20 millones de peso. El Ejecutivo promete, para lo que resta del año, poner en marcha la Terapia Intensiva de Adultos en el Hospital y las plantas de tratamiento de residuos en Open Door y Torres.
El oficialismo cree que conseguirá votos opositores porque el proyecto destraba 219.000 pesos para engrosar las dietas de los concejales.

Se viene la gran batalla en el Concejo Deliberante. Y si bien todavía no se dio a conocer la fecha de la contienda, los bandos se mueven en las sombras definiendo su estrategia. Hace más de 10 días que el proyecto de presupuesto y cálculo de recursos 2009 está en manos de los concejales. Asesores y operadores del oficialismo buscan sumar los votos necesarios para la aprobación de esta herramienta esencial para el desarrollo de una gestión de gobierno.

Como se informó oportunamente, el anterior envío del proyecto hablaba de 106.973.901,98 pesos, cifra que ahora aumentó a 108.044.752,79 pesos por los cálculos que realiza el gobierno a partir del aumento de tasas, aún no aplicado en las boletas de los contribuyentes.

Lo cierto es que a partir de la nueva cifra del presupuesto, voces de la oposición estiman que de aprobarse la propuesta oficial se estaría generando un déficit de entre 18 y 20 millones de pesos. Esa cifra surge de la diferencia que existiría entre lo que efectivamente llegaría a las arcas municipales y lo que el gobierno estima que precisará. En síntesis: no se puede calcular más gasto que lo que se prevé recaudar.

"Ese déficit sólo podría achicarse por la llegada milagrosa de mucho dinero desde Provincia o Nación", le dijo a EL CIVISMO un asesor justicialista.

El secretario de Economía, Marcelo Forneris, estaría admitiendo ante sus colaboradores que el presupuesto arrojará un déficit cercano a los 10 millones de pesos.

La última versión del presupuesto 2009 presenta aspectos que merecen su mención, porque quien lo hizo peca de ingenuo o cree que los concejales, con la promesa de un cobro extraordinario, aprobarán cualquier monto y destino que el Departamento Ejecutivo proponga.

Para arribar a la cifra de más de 108 millones de pesos, dos millones más que la primera carta de intención, el Ejecutivo informa que se gastarán 247.212,75 pesos en la Carrera Hospitalaria y poco menos de 500 mil pesos (452.568,48 pesos para ser más exactos) en la Terapia Intensiva de Adultos.

Sobre este punto, se calculan 118.968,48 pesos para sueldos, 240.000 en insumos para pacientes y 93.600 pesos para refacciones. Aunque el detalle del gasto es lo de menos ante la promesa escrita y documentada de la puesta en funcionamiento del servicio para antes de fin de año. Eso se habría prometido a Provincia a cambio de una mejora en el porcentaje de coparticipación.

Los dos millones de pesos más también contemplan 151.797,54 y otra cifra que se transforma en clave a la hora de negociar apoyos opositores: 219.272,04 pesos a gastar en "bonificaciones para concejales".

Este monto es el as en la manga del Ejecutivo. Si se aprueba el proyecto de presupuesto, los ediles podrán cobrar un abultado retroactivo por antigüedad que tienen a su disposición desde fines del año pasado. Habían renunciado a ese dinero en primera instancia, tal como vociferó el princista Salvador Domingo Faro en la asamblea de mayores contribuyentes.

Ahora que la presión por la necesidad del presupuesto aumenta, ese dinero es la carnada para conseguir votos positivos. Como el Partido Justicialista salió a marcarle la cancha a Faro, cercándolo para no votar esta ordenanza, este concejal fue el único integrante de la Comisión de Economía que el viernes pasado no fue invitado a participar de una reunión entre ediles y funcionarios municipales en la que sólo se habló del presupuesto.

PROYECTOS IMPOSIBLES

Si bien a esta altura del año el presupuesto 2009 es, más bien, una especie de rendición de cuentas porque se vuelcan al papel gastos que en su inmensa mayoría ya se realizaron, dentro de las descripciones de programas para el corriente año, es decir, el modo detallado en que se proyecta gastar el dinero, se incluyeron obras que resulta imposible creer.

Por ejemplo, desde la Secretaría de Infraestructura, Obras y Servicios Públicos se promete que en lo que resta del año estará en marcha un "sistema de monitoreo y control vía internet de los pozos de captación de agua", con la "creación de un laboratorio de análisis a funcionar en la planta de tratamiento de efluentes cloacales del barrio San Bernardo" y una "nueva planta de tratamiento de efluentes" en Open Door. Se promete, además, gastar en la "recuperación de la Planta de Tratamiento de Efluentes Cloacales existente en la Colonia Montes de Oca de Torres".

Otro tema que se cuestiona desde el justicialismo es la consolidación de los "superpoderes". Sólo que la versión 2009 sería más polémica que sus casos anteriores, cuando el propio Miguel Prince los utilizó.

Se considera "superpoder" a la posibilidad de las autoridades del Ejecutivo de cambiar el destino de partidas de dinero, siempre que se maneje dentro del tope establecido por el presupuesto. Pero el nuevo proyecto deja abierta la puerta para cambiar partidas de plata entre diferentes jurisdicciones. Esa opción torna totalmente flexible la determinación del gasto.

Crece la planta

Si se aprueba el presupuesto presentado por Rosso, la planta total de personal pasará a ser de 1.794 trabajadores. 1.126 cargos en planta permanente (932 ocupados y 194 vacantes) y 668 cargos en planta temporaria.

Cálculos estimados aseguran que con ese plantel, el 70 por ciento del presupuesto se dilapida en gastos de salarios.

Además, por el momento los concejales carecen del detalle de tareas y cargos vacantes de los empleados. Es decir, aprobarían el paquete de trabajadores sin saber dónde cumple tareas cada agente.

Cambios en el gabinete

El subsecretario de Control Urbano, Oscar Clarensio, se alejó del cargo a través de un pedido de licencia. Tendría problemas de salud que se incrementaron por la intensidad de la tarea de las últimas semanas (peregrinaciones, entre otras actividades). Y, además, hay malestar en el cuerpo de inspectores por las políticas alrededor del control de los boliches y pubs.

Pero al margen de la razón para decidir su licencia. Clarensio ya tienen reemplazo. Está a la firma el decreto que designa interinamente en esa subsecretaría a Eduardo Racedo, director de Gestión de la Información.

Cerca de Rosso aseguran que le tiene "extrema confianza" a Racedo y que por eso le cede una de las áreas más sensibles, ya que de ella dependen los inspectores municipales, la seguridad y los controles.

Esa confianza tendría más peso que el trabajo del funcionario de Gestión de la Información, donde hasta ahora sólo consiguió la realización de la licitación para colocar cámaras de seguridad (que tiene demorada su adjudicación) y la vuelta a la web de una página oficial totalmente deficitaria, por la que se habrían pagado 20 mil pesos para su confección.

El otro cambio no está confirmado, pero también se encuadra como "interino". Se trata del reemplazo de Mariana Zaia como directora de Medio Ambiente. En su lugar desembarcó Marcos Reche, un joven ingeniero agrónomo que trabajó en el programa "ProHuerta" y que fue presentado a Rosso por su suegro, Santiago Lazzarini.

Este ex funcionario princista que ahora tiene un cargo en Provincia dentro del área de Derechos Humanos, pelea por conseguir la dirección para su yerno. Desde el gobierno, nadie supo decir qué antecedentes presentó Reche en materia de políticas de Medio Ambiente.

Comentá la nota