Profesionales de la salud no dan tregua con sus reclamos

Nueva manifiestación en la plaza Independencia en reclamo de mejoras salariales. Repudio a los dirigentes de ATSA. Los galenos demostraron su descontento con las políticas implementadas desde el PE.
La perseverancia y tenacidad en los reclamos de los médicos autoconvocados de la provincia parece no claudicar nunca. Así lo demostraron ayer en una nueva marcha, la número 20 desde que se inició el conflicto con el gobierno local, en donde hicieron oír sus peticiones en busca de mejoras en las condiciones económicas-laborales de los profesionales de la salud.

Bajo una jornada de calor agobiante, comenzaron a llegar las columnas de manifestantes alrededor de las 9.30 encabezadas por el personal de los CAC municipales, a los que, posteriormente, se adhirieron médicos pertenecientes a los principales nosocomios de la provincia (Centro de Salud, Hospital de Niños, Hospital Padilla, Hospital Regional de Concepción, CAPS). Con la consigna "Por la dignidad. Todos somos autoconvocados" se dio inicio a la protesta con el repudio unánime contra el Secretario General de ATSA, Renée Ramírez, quien fue descalificado por los concurrentes, ya que recordaron que dicho dirigente es acusado por los médicos de haberse atribuido personalmente el mando de las negociaciones llevadas a cabo entre los profesionales sanitarios y el Ejecutivo provincial.

Contra las políticas

oficiales

Posteriormente, la palabra fue cedida al doctor Vicente Galdeano (representante del Hospital de Monteros) quien, ofuscado, arremetió contra el ministro de salud, Pablo Yedlin, y el gobernador José Alperovich al reclamarles "sueldos y jubilaciones dignas" para los trabajadores médicos.

Al mismo tiempo, se hizo alusión al "extraño" suceso ocurrido el viernes en la "marcha de las antorchas" cuando parte del microcentro sufrió un corte de energía eléctrica dejando sin luz al principal paseo público de la capital. en este contexto, los galenos estimaron que "podrán cortarnos la luz las veces que quieran, pero no apagarán las luces de nuestras convicciones y de nuestros justos reclamos. Somos leales al pueblo".

Quien prosiguió con los discursos fue el representante del FESPOSA (Federación Sindical de Profesionales de la Salud), Jorge Yacousky, quien agradeció el apoyo brindado por todos los profesionales de la salud a lo largo y ancho del país al señalar que el paro nacional promovido por este gremio tuvo "un 50 por ciento más de acatamiento y extensión territorial" que la medida dispuesta anteriormente.

En su línea discursiva, Yacousky consideró que las "pobres políticas implementadas desde los Gobiernos Nacional y provincial están destinadas al fracaso", y bregó por que, oportunamente, "las partes se sienten a discutir propuestas serias".

Apunten a la Cámara

El siguiente orador fue José Han, vocero del Colegio de Bioquímicos (plegado a la lucha sanitaria) quien puso de manifiesto su encono al aludir al primer mandatario provincial sosteniendo que mantiene al pueblo con planes de $150 que no ayudan para nada. No faltó también su recordatorio para con los miembros de la Legislatura y su accionar, "¿a dónde están nuestros representantes, en especial la Comisión de Salud legislativa que no hace nada (para solucionar el conflicto), les debería dar vergüenza", espetó.

Además, sostuvo que, quienes debieran legislar en beneficio de la ciudadanía, "no emiten ni una opinión por temor a ser castigados y considerados opuestos al modelo". Particularmente, el profesional esgrimió duras críticas contra el vicegobernador Sergio Mansilla.

Durante la protesta no faltaron epítetos agresivos contra medios de prensa y determinados periodistas por la parcialidad manifestada en la cobertura del conflicto. De igual manera, se acusó a los "falsos opositores que otorgan su voluntad al gobierno a cambio de dádivas", fueron algunos de los conceptos vertidos por parte de los galenos.

Finalmente, quien se dirigió a la manifestación fue René Boy (Hospital Avellaneda) quien estimó que "esta plaza se viste de dignidad y verdad absoluta nuevamente", y contrastó la participación ciudadana democrática con la forma de administrar la provincia", advirtió.

En declaraciones a EL SIGLO, la doctora Sandra Cristina Nuñez (de la guardia del Centro de Salud) anheló que el gobierno "nos dignifique la tarea que realizamos, ya que cuentan con los fondos necesarios para hacerlo".

Múltiple apoyo

La movilización recibió el apoyo de la CGT disidente, las 62 Organizaciones Justicialistas, la Multisectorial social, Política y Sindical, los Jubilados de La Plaza, Usuarios Autoconvocados, el Partido de los Trabajadores Socialistas y el Partido Obrero. De ésta última agrupación, su referente, Daniel Blanco, manifestó, en una conversación con EL SIGLO, que "el gobierno demuestra, con su intransigencia, que la crisis que afronta el país la deben pagar los trabajadores, la lucha de la salud tomó la delantera al reaccionar, pasando por encima al bloqueo burocrático de una dirigencia desprestigiada". En cuanto a su consideración de la magnitud que tomó el conflicto, el dirigente precisó que "lo que ocurrió el viernes último (marcha de antorchas) fue una pueblada que dio lugar al surgimiento de una nueva oposición autoconvocada". Al mismo tiempo, señaló que la postura asumida por Yeldin (quien consideró que "la sociedad concurrió a la marcha no sólo por el reclamo salarial sino porque quiere que se resuelva el conflicto") es un delirio.

Así, en la calurosa mañana de viernes pasó un nuevo reclamo de parte de los galenos, quienes concurrirán con un "mínimo esperanza" a la reunión que mantendrán con representantes del gobierno el mañana en el arzobispado, con la mediación de monseñor Luis Villalba.

Sin embargo, desde el sector de los autoconvocados estiman que la propuesta oficial que se expondrá no llegaría a colmar las expectativas de los médicos. Cabe destacar que el sector exige un aumento de 100 pesos en la base de cálculo salarial, de manera inmediata y como condición para destrabar el conflicto, más otra suba de 150 pesos en los próximos meses, de manera escalonada y progresiva.

Comentá la nota