Profesionales de la salud exigen un diálogo urgente

Trabajadores y profesionales de la salud realizaron ayer una marcha a plaza Independencia para reclamar mejoras salariales y laborales en el sector.

Profesionales de la salud de la provincia se movilizaron ayer hacia plaza Independencia para reclamar mejoras salariales y laborales. Los médicos autoconvocados plantean la necesidad de establecer un diálogo con el gobierno provincial, para tratar, lo que consideran una grave situación, que vive el sector a nivel salarial y la presencia de un gran porcentaje de personal transitorio.

La marcha se realizó a las 13.00 y debido a la situación sanitaria de la provincia, los organizadores decidieron la convocatoria en un horario que no afectara la asistencia a los lugares de trabajo, ya que hasta ahora los reclamos se habían realizado a la mañana y sin concurrencia a los puestos asistenciales.

En la marcha estuvieron presentes representantes de centros médicos de toda la provincia. El Gustavo Arquez en diálogo con EL SIGLO, comentó que llegaron trabajadores de Simoca, Atahona, Banda del Río Salí y hasta colegas de la Asistencia Pública del Municipio capitalino. En la ocasión fueron oradores Edith Bueno, representando al Círculo de Médicos del Sur, Braulio Fanlo del Centro Médico del Hospital Avellaneda y Carlos Fernández, presidente del Colegio Médico de Tucumán.

El principal pedido que hicieron los expoitores fue la necesidad de ser recibidos por el Gobierno provincial. "Si no hay signos evidentes de atención a nuestros reclamos por parte de las autoridades, esto seguirá", aclaró Arquez. Ante la situación sanitaria que se vive en la provincia, el profesional aclaró: "No se hará ningún paro que deje desamparados a los enfermos o que afecte la atención en este momento crítico".

Los médicos explicaron que a la emergencia sanitaria debería sumársele la emergencia salarial de los trabajadores de la salud, "sobre todo teniendo en cuenta que el sector es uno de los más afectados por la situación. La doctora Estela Di Cola, médica pediatra del Hospital de Niños y vocero de los autoconvocados, señaló: "Reclamamos por la mejora de nuestros salarios en blanco y para que los compañeros que están contratados como transitorios pasen a planta permanente, para que nuestro sistema no tenga insalubridad y por el 82 por ciento móvil para los jubilados", manifestó.

Entre otras reivindicaciones los profesionales solicitan el aumento de la base de cálculo y el blanqueo de los incrementos salariales efectuados.

"Nuestra ley de carreras, habla de categorías que tienen un valor y se las multiplica sobre una base de cálculo que hoy se ubica en 250 pesos, lo que multiplicado por el coeficiente de los profesionales que en la actualidad es de 4,1, nos da un básico de 1025 pesos del cual el 20 por ciento se nos paga en negro. Lo que pedimos es que se incremente progresivamente en un 100 por ciento, esto es un tema que queremos acordar con el gobierno", explicó Di Cola.

Salario insuficiente

Edith Bueno, manifestó que es humillante la situación de algunos empleados de la salud, ejemplificando el caso de las enfermeras que perciben un salario de 1100 pesos, monto que disminuye al momento de jubilarse.

Mientras tanto Pablo Yedlin, ministro de Salud de la provincia, aseguró que está abierto al diálogo con el sector, pero que no hay fondos para otorgar más aumentos porque todo el presupuesto está destinado en este momento a combatir la gripe A. "El sector ya ha recibido un aumento que es muy significativo y diferencial con respecto al resto de la Administración Pública y además un adicional específico por el tema de actividad crítica", aclaró Yedlin.

Sin embargo, los especialistas de la salud, aseguran que nunca es el momento adecuado para acordar mejoras salariales. "Antes fue el dengue, ahora la gripe A, nunca somos escuchados", indicaron.

En tanto, en la reunión de ayer se decidió continuar en estado de alerta y movilización permanente, haciendo asambleas con representantes y delegados de todos los centros de sanidad de la provincia.

Otra mirada

Por su parte, José Luis Allori, secretario general de la Asociación de Médicos Empleados, manifestó que respeta el reclamo de los médicos y empleados autoconvocados en miras de mejoras salariales. Sin embargo, remarcó que a lo largo de los años se dio cuenta que es más importante mantener el diálogo abierto y de a poco trabajar en la lucha por mejoras salariales. "Es impensado creer que todos los meses vamos a conseguir aumentos", señaló Allori.

El profesional subrayó que ya se consiguieron reivindicaciones, como el pago en blanco del 20 por ciento a aquellos médicos que estén en los años previos a la jubilación. "El salario básico del nivel A, es de 1025 pesos. El 20 por ciento de ese total, que antes se pagaba con ticket, ahora se paga en negro. Nosotros conseguimos que el 20 por ciento correspondiente al salario de las personas que se estén por jubilar, sea en blanco para que el haber jubilatorio sea mayor", puntualizó.

Allori aseveró que el básico de los agentes de la salud sigue siendo bajo, pero que se sigue luchando como hace cuatro años para conseguir más mejoras salariales.

Descuento ilegítimo

Directivos de la Asociación de Médicos Empleados denunciaron el otorgamiento de un código de descuentos a una entidad, que según manifiestan, "carece de personería gremial y no tiene facultades para ejercer la representación de los médicos que pretende agrupar". Admitieron que "con respecto a los descuentos de las cuotas sindicales de afiliación, el régimen específico acerca de las asociaciones sindicales de trabajadores, determina en forma categórica en su artículo 38 que los empleadores estarán obligados a actuar como agentes de retención de los importes que en concepto de cuota de afiliación u otros aportes, deben tributar los trabajadores a las asociaciones con personería gremial".

Comentá la nota