Los profesionales repudiarán la polémica norma en la plaza Independencia

Feput convocó a una protesta para el jueves a las 20. Se adhirieron la CGT, cámaras empresarias, ruralistas, el Grupo Alberdi y otras organizaciones intermedias.
La plaza Independencia será el centro de los reclamos de quienes repudian la ley que permite a los poderes políticos designar directamente jueces interinos (sin ningún mecanismo de selección previo) y que exigen su urgente modificación para que los magistrados interinos sean elegidos por concurso.

La convocatoria es para el jueves, a las 21, y fue efectuada por la Federación de Entidades Profesionales Universitarias de Tucumán (Feput), a la que se adhirieron la CGT (participó en su representación la titular de Sadop, Teresa Hernández de Ramayo); el Grupo Alberdi; Tucumán No Se Vende y grupos de defensa del patrimonio provincial; productores agropecuarios; cámaras empresarias; Laicos en Política; Andhes y Estudios Sociales y Familiares de Víctimas de la Impunidad, entre otros.

Se informó que las marchas se repetirán todas las semanas “hasta tanto se revierta la norma vigente”, que fue calificada anticonstitucional por el titular de Feput, Ricardo Nassif. Este confirmó que la entidad se ha declarado en estado de asamblea permanente abierto a otras instituciones.

“Una Justicia independiente es un valor inclaudicable para la comunidad y sus asociaciones intermedias, porque es el pilar de un estado de derecho. Queremos que se derogue la ley y se seleccione a los jueces, fiscales y defensores priorizando la capacidad, con evaluaciones sobre sus antecedentes y exámenes de oposición transparentes. Este es el mecanismo que dispone la Constitución”, remarcó.

El directivo se pronunció contra la designación a dedo para acceder a un cargo en el Poder Judicial. Agregó que quienes se oponen a modificar la norma se pronuncian en sentido opuesto a lo que pretende la ciudadanía.

Ultimo refugio

“Los tribunales son los últimos refugios que tiene tanto el obrero como el empresario, para que se respeten sus derechos, su honor y su propiedad. Nos garantiza vivir en democracia y una sociedad en paz”, puntualizó.

Nassif reconoció que el poder político debe tener injerencia pero sólo en la designación de los jueces, no en el proceso de selección, donde deben intervenir las universidades, la Legislatura, el Poder Judicial, y los colegios de abogados. Aclaró que no están trabajando en ningún proyecto de ley alternativo, ni en presentar una causa contra la ley vigente (lo hará el Colegio de Abogados de la capital).

El presidente de Feput reconoció que no hay diálogo abierto con el Gobierno, pero insistió en su predisposición para sentarse a discutir, como única forma de avanzar.

Comentá la nota