Profesionales cumplieron con una nueva jornada de paro y no se llega a un acuerdo

La medida de fuerza de 48 horas, que continuará hoy, afectó sensiblemente la atención en el centro de salud de la ciudad. Los datos del acatamiento, según los médicos, fue nuevamente superior al 90%; mientras que desde Gobierno dijeron que es «mucho menor». Ayer sólo se atendían urgencias y a pacientes internados. Una nueva reunión con autoridades se desarrolló en Ushuaia en la que estuvo presente la ministra de Salud, María Grieco, aunque sin avances.
RIO GRANDE.- Los médicos agrupados en la Asociación de Profesionales del Hospital Regional Río Grande (APHRRG) cumplieron ayer con un «alto acatamiento» el primer día de paro de actividades de la semana y el segundo en las dos últimas, por lo que sólo atendían urgencias y pacientes internados.

Por la tarde se reunieron con autoridades de Gobierno y del Ministerio de Salud de la provincia con quienes no lograron llegar a un acuerdo y confirmaron que se concretará hoy la segunda jornada de paro anunciado días atrás. El principal foco de desacuerdo es con la figura de la titular de la cartera sanitaria María Grieco, ya que los trabajadores argumentan que el diálogo con la funcionaria es «como hablar con una pared».

Jorge Carmassi, titular de la Asociación de Profesionales, que se encuentra reclamando la restitución de ítems salariales caídos y días descontados por medidas de fuerza, señaló que «la Ministra de Salud volvió con una retórica que ya habíamos superado, solamente con la intencionalidad de embarrar la cancha y lo logró. Hoy estamos nuevamente a foja cero lo que genera toda una complicación ya que estamos en medida de fuerza y estábamos justamente en conversaciones para comenzar a destrabar pero no llegamos absolutamente a nada». Hoy realizarán un nueva asamblea donde los profesionales definirán de qué manera continuarán con los reclamos.

Por su parte, Grieco manifestó su preocupación «porque estamos en un momento sumamente complicado, debido a la gripe A, ya que es probable que se registre una segunda oleada en Tierra del Fuego cuando vuelva la gente de sus vacaciones» y recordó que «la ley de ejercicio profesional establece legalmente que el personal debe estar a disposición en caso de emergencias o catástrofes», adelantando que «esto lo haremos valer cuando haga falta».

Señaló que «más allá de que permanentemente se están poniendo a disposición de los distintos sectores, de la manera más clara y transparente posible, los números de la provincia; cuesta que los trabajadores acepten que más allá de la voluntad o el deseo de reparar ciertas situaciones o mejorar las condiciones salariales, hay una realidad implacable que se nos impone a todos y que no permite dar respuesta a las expectativas».

Cabe destacar que, de acuerdo a lo trabajado en reuniones anteriores entre los profesionales de la salud y referentes de Economía, se estimó que dar respuesta al reclamo del sector representaría alrededor de $750 mil por mes, y casi diez millones al año.

La titular de Salud remarcó que «el Estado debe asumir una conducta responsable y no dar aumentos que no se podrán pagar», agregando que «hace falta un sinceramiento social para que tengamos claro en qué situación nos encontramos».

En tanto, la subsecretaria de Gestión Sanitaria Zona Norte, Cristina Aguado, consideró contradictorio el nivel de adhesión al paro dado a conocer por la dirigencia de la Asociación de Profesionales del Hospital Regional de Río Grande. «Dicen que es de un 97 por ciento, y agregan que es igual al registrado durante la medida realizada el pasado 23 de julio, con lo cual no llegarían ni al 25 por ciento».

Tras aclarar que «nosotros aún no tenemos las cifras oficiales del acatamiento pero sí sabemos que durante el paro del pasado 23 de este mes se adhirieron 38 profesionales sobre un total de 165 de la planta de profesionales del hospital», por lo que observó que si los profesionales la compararon con esa jornada de protesta, entonces «no alcanza a un 25 por ciento de adhesión».

En cuanto a las guardias mínimas, Aguado sostuvo que «están garantizadas», detallando que en el nosocomio están prestando funciones «dos médicos de guardia, dos clínicos, dos pediatras, dos ginecólogos, técnicos de Laboratorio y de Rayos X, al igual que en los Centros de Atención Primaria».

Comentá la nota