El 97% de los profesionales adhirió ayer a la medida de fuerza

Los médicos de la ciudad marcharon desde el centro de salud reclamando la devolución de los descuentos realizados a sus salarios. En Ushuaia concretaron una retención de servicios. Las Asociaciones de Profesionales de ambas ciudades aseguran que «este gobierno no toma en serio la salud».
RIO GRANDE.- Médicos y profesionales de los hospitales provinciales realizaron ayer medidas de fuerza y manifestaciones públicas. En Río Grande el 97% de los agentes se sumó al paro programado que sólo garantizó las guardias. En Ushuaia desarrollaron retención de servicios y trabajadores de ambas ciudades brindaron una conferencia de prensa.

«Se llega a esta situación por una irresponsabilidad total del gobierno, de un momento en el que hay una pandemia, jamás se nos ocurriría a los profesionales hacer una medida de fuerza, no estaba en los planes de acá a un tiempo porque tampoco sabemos si habrá un pico de casos la semana que viene, como dice el Gobierno, porque vuelven todos de vacaciones», señaló el médico Alejandro Treitel.

El panorama de los pasillos del nosocomio local era casi vacío de gente, sólo unos pocos que no sabían de la medida se acercaban a consultar. Según datos de la propia asociación en el hospital local se desempeñan alrededor de 130 trabajadores: el 97% adhirió a la medida, sólo un 3,2% no lo hizo. Un 28% se encontraba ayer de guardia y otro 34% de licencia.

Treitel destacó la amplia adhesión y dijo que es «totalmente desafortunado de parte del gobierno y queda claro que le importa nada la gente, con estos descuentos hechos sin ningún criterio, ya que se hicieron descuentos a gente que nunca estuvo en medidas de fuerza».

Además, manifestó que «a nosotros no nos gusta hacer paros realmente, pero eso de atender un paciente por hora no es tan así, en las planillas queda claro que no es así, se atienden más. Lo que queda claro es que no toma en serio la salud este gobierno».

El médico señaló que si bien hubo acercamientos con diálogo entre las asociaciones y el Gobierno, «la verdad es que no les creemos, así como la gente no le cree a los políticos, nosotros tampoco; el hospital está peor que nunca, la salud la garantizamos pero habría que ver servicio por servicio si se garantiza la prestación».

«Somos humanos y nos enojamos, -agregó- si no parece que a alguien que le descontaron 1.700 pesos y no se enojó es como que gana 30 mil pesos y hay que desmitificar esa pavada, acá descontaron 1.700 a gente que gana 7 mil pesos, esa gente está furiosa porque no sabe cómo resolver su situación».

Otra médica sumó que se han hecho descuentos a médicos que han hecho guardias voluntarias para la atención de pacientes con gripe, que vinieron voluntariamente. «Todos seguimos trabajando, no es que se está reclamando algo que no se ha trabajado, no reclamamos que se nos pague sino trabajamos. Fueron medidas de reclamo pero nunca dejamos nuestros lugares», quiso aclarar.

El reclamo también se orienta a la incorporación de profesionales que dicen es «engañosa», ya que figuran los licenciados en enfermería pero lo más necesario son médicos especialistas; remarcando además la cantidad de trabajadores que se han jubilado.

Comentá la nota