Se produjo un sismo de 6.3 grados en cercanías de Ushuaia

Infoglaciar - En la mañana de ayer se produjo un evento sísmico en la fractura de Shackleton, a más de 350 kilómetros al sur de Ushuaia.
El Servicio Geológico de los Estados Unidos, informó en la mañana de ayer de un sismo de 6.3 grados en la escala de Richter que se registró a más de 350 kilómetros al sur de Ushuaia y a una profundidad de 21 kilómetros en lo que se denomina la fractura de Shackleton, sobre el pasaje de Drake. Si bien el movimiento no se sintió en tierra firme y para los habitantes de Ushuaia pasó casi desapercibido, inmediatamente se puso en alerta a todos los sistemas de emergencias ante posibles réplicas.

No se sintió

Según informa la agencia de noticias Télam, el Director de Coordinación de Defensa Civil de Tierra del Fuego, Héctor Varela, aseguró que "el movimiento no fue percibido en la ciudad, no hay víctimas personales y no se produjeron daños materiales", remarcando que "no se percibió movimiento alguno en todo el territorio provincial. Ni siquiera en los puestos de avistaje y de Inteligencia de la Armada Argentina y de Prefectura Naval, que no reportaron movimiento alguno".

Habitual

En tanto, desde el Instituto Nacional de Previsión Sísmica, dependiente del Ministerio de Planificación Federal y ubicado en la provincia de San Juan, confirmaron a Prensa Libre el movimiento sísmico. Además, se supo que este tipo de movimientos son habituales en la zona del pasaje de Drake, teniendo en cuenta que allí se produce la unión entre dos placas tectónicas, y sólo en ciertas ocasiones hubo registros en la ciudad de Ushuaia, pero que no tuvieron consecuencias graves.

Magnitud importante

El especialista José Luis Hormaechea, jefe de la Estación Astronómica Río Grande, explicó al portal patagoniawouk que este evento se produjo en "una zona sismogénica habitual", asegurando que "es normal que sucedan este tipo de eventos en ese área», aclarando que se trata "de una fractura que coincide con el límite entre las placas tecnónicas de Scotia y Antártica". Hormaechea confirmó que la intensidad del sismo "fue de 6.3 en la escala de Richter, que es una magnitud importante, pero por la distancia tuvo escasa o nula percepción en la ciudad de Ushuaia".

Ya pasó todo

Si bien no se descartaba que se produjeran réplicas, sí se aclaró que no existe la posibilidad que se produzcan tsunamis u otro tipo de fenómeno, tal como informaron desde el Centro de Alerta de Tsunamis de la Costa Oeste y Alaska y la 3ra Zona Naval de la Armada chilena quienes, según informa Radio Polar, descartaron un alerta de tsunami.

Réplicas

En tanto, el sismólogo Miguel Castro, advirtió que "este tipo de terremotos puede provocar maremotos o tsunamis", pero que debería haber sucedido "entre 10 y 12 minutos" después del temblor. "Si no hubo hasta ahora, ya no puede haber tsunamis", agregó. En declaraciones al canal TN, Castro aclaró que "350 kilómetros no es una distancia tan grande" y afirmó que "es probable que se produzcan algunas réplicas, pero de menor intensidad".

Ni se enteraron

Prensa Libre se contactó con la Dirección de Defensa Civil Municipal de Ushuaia y con la división Bomberos de esa ciudad, quienes confirmaron que no se registraron denuncias de personas que hubieran percibido el movimiento sísmico, por lo cual este evento pasó "desapercibido" para los habitantes de la ciudad más austral del mundo.

Antecedentes

En abril de 2008 se produjo un movimiento de menor intensidad en cercanías de Ushuaia, que tuvo una réplica y fue sentido por los habitantes de la capital de Tierra del Fuego, en ese entonces el sismo había sido registrado por el Instituto Nacional de Previsión Sísmica, que informó que el mismo tuvo una intensidad de 3.1 en la escala de Richter, mientras que en enero del 2006 ocurrió un sismo de igual intensidad, que también se sintió en la ciudad de Río Grande, informa el portal crónicas fueguinas. En ambos casos no hubo víctimas.

Comentá la nota