Los productos neuquinos se alejan del mundo

Las exportaciones de la provincia cayeron fuertemente, de la mano del parate en la producción de hidrocarburos. Sin embargo, aumentó la variedad de los envíos.

Neuquén participa cada vez menos del porcentaje de exportaciones del país. Como contraparte, las PyMEs se acercan de a poco a los puertos.

Las distancias entre Neuquén y el mundo parecen cada vez más lejanas. Desde el 2005 a esta parte, las exportaciones de la provincia cayeron de forma marcada, de la mano de la baja en la producción de hidrocarburos y, en este último tramo, de la crisis financiera internacional.

Como contraparte, cada vez se exporta más variedad de productos, aunque aún se está muy lejos de la media de las provincias argentinas.

Un exhaustivo estudio realizado por el Centro de Implementación de Políticas Públicas para la Equidad y el Crecimiento (CIPPEC), titulado "Cazadores de Mercados", demuestra que Neuquén se ubica en la mitad de la tabla de las provincias exportadoras, concentrando apenas un 1,3% de las exportaciones totales del país, al tiempo que fue la que más redujo su participación desde 1994 con un 64% de caída.

Esto, cuando la provincia promedio incrementó en un 83% su porcentaje en las ventas totales de Argentina.

Este dato se explica en parte por el crecimiento de otros distritos, aunque mucho tiene que ver la caída de la producción de hidrocarburos. Según explicó la directora de Desarrollo de Exportaciones del Ministerio de Desarrollo Territorial, Maria Inés Tur, este sector representa el 94% de las exportaciones totales de la provincia, y su merma arrastra las ventas al exterior de Neuquén.

De hecho, según un estudio de la consultora Economía y Regiones, se espera que este año la performance del complejo energético del país caiga un 26%. Además de la crisis, se cuenta aquí la escasa exploración e inversión, desmotivada, entre otras razones, por los bajos precios a boca de pozo.

"Las exportaciones van en picada", admitió Tur, en sintonía con este panorama. Entre el año 2005 y 2007 (el último medido de forma sistemática), las ventas al extranjero cayeron un 37 por ciento, pasando de 1.050 millones de dólares anuales a 670. Tur afirmó que esa tendencia es constante y podría acentuarse aún más por los efectos de la crisis financiera internacional, que aún no puede ser medida en toda su magnitud.

Diversificación

De todas formas, la directora de Desarrollo de Exportaciones se mostró optimista sobre el crecimiento en la variedad de productos vendidos al exterior, más allá de los derivados de hidrocarburos. "Hay sectores que tienen una proyección creciente, como las frutas y derivados, minerales no metalíferos y vinos", afirmó.

Sobre este tema, el trabajo del CIPPEC demuestra que Neuquén casi triplicó el número de productos exportados, con un 284% de aumento. En 2008, se comerciaron al exterior alrededor de 200 productos, contra unos 70 que se vendían en 1994. Igualmente, Neuquén está lejos de la provincia promedio, que según este trabajo, exporta 604 productos.

Aún así, las producciones alternativas a los hidrocarburos van aumentando notablemente su presencia dentro del total de exportaciones, aunque aún signifiquen un monto muy bajo de los ingresos de la provincia en este concepto.

Como ejemplo, puede citarse la exportación de baldosas, que de 2003 a 2006 subió un 150%. En tanto, los jugos de pera y manzana crecieron en promedio un 75% en el mismo período.

Gran parte de las exportaciones que no pertenecen al rubro hidrocarburos provienen de PyMEx (pequeñas y medianas empresas que venden al exterior). Sin embargo, en Neuquén, sólo 2,5% de las PyMEs exportan, siendo la quinta con menos porcentaje en el país. El estudio del CIPPEC señala que este sector es clave en la motorización de las economías provinciales.

Mercados

Otra variable medida por el estudio del CIPPEC es la cantidad de mercados a los que acceden las provincias. Sus autores, Lucio Castro y Daniel Saslavsky, sostienen que hay una relación directa entre el volumen exportado y la diversidad de mercados.

Mientras que la provincia promedio vende a 77,4 países, Neuquén lo hace a menos de 40. De todas formas, de 1994 a esta parte, se nota un importante alza en la cantidad, que casi se duplicó.

En tanto, según explicaron desde Desarrollo Territorial, el principal destino de la provincia es Chile, fundamentalmente por la venta de hidrocarburos, aunque el volumen comerciado venga en caída. Le siguen Estados Unidos y Brasil, y por último aparece China, que en los últimos años se ubicó como uno de los principales mercados del país.

Barreras fiscales

¿Cuánto cuesta exportar? La batalla por las retenciones móviles a la soja y el girasol o por las alícuotas y los precios internos en el sector hidrocarburífero son una fuerte señal de las pujas sectoriales para capturar la renta. Pero no sólo deben medirse las barreras que los productos sufren dentro del país, sino también fuera del mismo.

En este sentido, el estudio del CIPPEC demuestra que Neuquén enfrenta un arancel aplicado –ponderado por exportaciones- de alrededor del 4%. Se trata del cuarto más bajo del país. Claro que gran parte del mismo se explica por los acuerdos y los beneficios que gozan los derivados de los hidrocarburos en los mercados internacionales. Peor suerte corren los productos no diferenciados, es decir aquellos cuyo mayor atributo es el precio, ya que en general no pueden competir con otros países que tienen políticas de desarrollo más amplias. En este sentido, una de las claves parece ser el desarrollo de productos de calidad, los cuáles se insertan al mercado más por sus cualidades que por su precio.

En este caso, para su inserción, los autores enfatizan en que son necesarias agencias de promoción activas y políticas de estado que generen la inversión.

También se observa una importante alza en productos que no tienen precio internacional –commodities- que se acomodan en los mercados de otra manera. En la provincia, el mayor ejemplo son los vinos, que compiten en calidad con los europeos y a un costo significativamente más bajo, lo que les da una fuerte ventaja en tiempos de crisis.

Comentá la nota