Productos mendocinos podrían beneficiarse con la eliminación de trabas para ingresar a Brasil

Los gobiernos de Argentina y Brasil acordaron hoy estudiar la situación de las Licencias No Automáticas a las importaciones.
Los gobiernos de Argentina y Brasil acordaron hoy estudiar la situación de las Licencias No Automáticas a las importaciones, al tiempo que se plantearon trabajar de manera conjunta para exportar a terceros mercados, y lograr mayores inversiones externas, entre otras medidas.

El anuncio fue realizado de manera conjunta por el secretario de Industria, Eduardo Bianchi, y su par de Desarrollo de Brasil, Ivan Ramalho, y el subsecretario de Comercio de esa nación, Welber Barral, luego de haber mantenido una reunión para analizar el comercio bilateral que mueve 23.500 millones de dólares al año.

"Hemos conversado y nos hemos comprometido a analizar en qué grupos de productos creemos que quizá ese monitoreo (en referencia a las Licencias No automáticas) de Argentina y también de Brasil ya no es necesario, en qué otros productos creemos que debe continuar. Todo esto es un ejercicio en el cual estamos involucrados desde el compromiso que los que los presidentes de ambos países han asumido", dijo Bianchi a la prensa.

"Lo que hoy acordamos es analizar esta posibilidad de ver si existen productos en los cuales se pueden sacar las licencias, productos en los cuales se puedan flexibilizar de algún modo o que se pueda extender, doy un ejemplo, la validez del certificado.

Hay un montón de cuestiones técnicas que permiten, aún manteniendo las licencias, flexibilizarlas", agregó el funcionario argentino.

Más allá de la buena predisposición, Bianchi advirtió que "hay otros sectores en los cuales, quizás alguno de los dos países o los dos, consideran que deben continuar" las Licencias No Automáticas.

A renglón seguido, el secretario de Industria dijo que a "lo que nos hemos comprometido hoy es a analizar esta serie de grupos diferentes. No va a haber ningún anuncio inmediato, porque lo que vamos a empezar a hacer ahora es un análisis de estas posibilidades".

"Nosotros más allá de las formas que tome este mecanismo insistimos en que cuando hay sectores sensibles de uno u otro lado debe haber algún tipo de herramientas, instrumento, mecanismo, que nos permita contemplar esta situación", agregó Bianchi.

Los funcionarios argentinos y brasileños se reunieron hoy por espacio de más de seis horas en la sede de Industria, para dialogar sobre el comercio bilateral y cuestiones relacionadas con el sector automotriz.

El encuentro antecede al que se llevará a cabo mañana, a las 10, entre los ministros de Relaciones Exteriores, de Industria y de Economía de ambos países, en el Palacio San Martín.

En ese marco, en horas de la tarde de hoy, el canciller Jorge Taiana recibió a su par, Celso Amorim; quien luego visitó a la presidenta Cristina Fernández de Kirchner, en Casa de Gobierno.

En la rueda de prensa, Ramalho destacó que estas medidas podrían ser mas fáciles de tomar este año, debido a que se espera un crecimiento del comercio, tanto bilateral, como a nivel mundial.

"Sólo en enero, el comercio entre ambos países creció el 50 por ciento. Creemos que ahora es un buen momento para tomar estas medidas", aseguró Ramalho.

De manera más gráfica, Barral explicó que ambas naciones "logramos superar la crisis del 2009 y esperamos que el 2010 sea un tiempo de paz y amor".

La crisis financiera que comenzó en Estados Unidos a fines del 2008 repercutió con fuerza a comienzos del 2009 en todo el comercio mundial, con un exceso de oferta que hizo caer los precios de todos los productos.

Para evitar un ingreso desmedido de esas mercancías, tanto Argentina, como Brasil, comenzaron a aplicar Licencias No Automáticas en sectores denominados sensibles, lo que generó cortocircuitos entre los sectores afectados de uno y otro país.

"En esta reunión quedó claro que la aplicación de estas Licencias no generaron un desvío de comercio a favor de terceros países", subrayó Bianchi.

Además Ramalho adelantó que el 2010 "será un comercio equilibrado" en el sector automotriz, y que el acuerdo para ese sector "está prácticamente cerrado".

Además de dialogar sobre el comercio bilateral, los funcionarios comenzaron a delinear hoy una agenda conjunta para explorar terceros mercados, alentar el ingreso de inversiones en ambos países, y analizar la integración productiva a ambos lados de la frontera.

Comentá la nota