Productos de la canasta navideña, 25% más caros

El cálculo deriva de los aumentos registrados en los principales componentes de los típicos dulces y bebidas que se consumen la noche de Navidad y Año Nuevo. Si bien hubo aumentos, fueron menores a los registrados en 2008, cuando la suba había llegado al 30 por ciento.
A fines de noviembre, cuando aparecen los primeros adornos navideños y los productos clásicos para la celebración de las fiestas, cada familia hace un cálculo a grandes rasgos de lo necesario para cubrir la canasta básica de alimentos para las noches del 24 y 31 de diciembre, principalmente.

Cada año la sorpresa del porcentaje de suba de los precios parece ser un condimento para los días de ornamentación de las casas y el armado del arbolito.

Si tomamos los datos que este Diario había publicado hace 12 meses, cuando en comparación con 2007 el aumento de la canasta navideña rondaba el 30 por ciento, ahora podemos promediar la suba en 25 puntos porcentuales (similares al 23,5 por ciento que a nivel nacional calculó la Liga de Amas de Casa), tomando los datos que se detallan a continuación.

En el caso de la sidra, son pocas las marcas que se venden por casi un litro de contenido, siendo este el mayor incremento registrado en los precios comparativos con 2008, cuando se conseguía a 4,70, mientras que hoy una primera marca se promociona a 7,50, generando una diferencia del 59,57 por ciento. Pero esta bebida, se comercializa ya más comúnmente por 750 ml. Con lo cual las primeras marcas se consiguen a 6,70 (6 pesos el año pasado con una variante del 11,6 por ciento); y las segundas marcas se ofertan a 4,15 pesos, habiendo subido 15 centavos desde las fiestas pasadas, con una variación del 3,75 por ciento.

El pan dulce es uno de los productos que después de la crisis de 2001 hizo notar más el descuento en su peso. De aquellas típicas masas de un kilo sólo quedan los recuerdos, porque hoy los premium vienen de 800 gramos con precios muy elevados -los de panadería no tienen tan recortada la calidad y el kilaje-, mientras los standard son de 600 gramos. Es allí donde los precios entre 10 y 14 pesos que se publicitaban en 2008, hoy tienen en las primeras marcas una pendulación entre los 11,80 y los 18,70 pesos, generando amplitudes de 18 y 33,57 por ciento en la suba comparativa.

Los supermercados locales ofrecen como cada temporada bolsones navideños ya armados, con diferentes productos y calidades, que oscilan entre los 19 y 44 pesos, habiendo subido el piso y bajado el límite superior respecto a 2008, cuando estas ofertas se prestaban entre 14 y 52 pesos, por lo tanto se debe reconocer que con una misma cantidad de dinero se puede acceder a casi los mismos productos, pero quizá de menor tamaño o debiendo bajar la calidad en el consumo.

Cada vez los envases tienen menos contenido, en el caso de los pan dulces la fruta abrillantada abunda, frente a las casi desconocidas frutas secas, lo cual es un mínimo ejemplo de la demostración crítica que registran los alimentos que consumimos, pero que progresivamente se siguen incrementando en precio, a pesar que se compren marcas tradicionales, que también utilizan materias primas de menor calidad, hecho que tiempo atrás quedaba sólo para las segundas marcas.

Comentá la nota