Productores vitivinícolas cuestionan veto a la Emergencia Agropecuaria

La sequía y la falta de obras hídricas perjudicaron el desarrollo agrícola del departamento.
Productores tinogasteños expresaron su malestar con el Gobierno nacional por el veto parcial a la ley 26.515 a través de la cual se declaraba la Emergencia Agropecuaria en ocho departamentos de Catamarca, reconociéndose una serie de beneficios para atemperar las pérdidas causadas por las inclemencias climáticas. Es que Tinogasta figura entre los departamentos en emergencia y los productores aguardaban un auxilio financiero para hacer frente a la crisis del sector productivo.

Osmar Saldaño, un productor de vid de La Puntilla, criticó al Gobierno nacional por profundizar una "lenta agonía" de los agricultores.

"Todavía no estamos aniquilados, sino que continuamos luchando por la vida y eso es algo que vamos a seguir haciendo pese a que lo único que recibimos es indiferencia de la Nación", analizó Saldaño.

El también elaborador de vinos remarcó que la situación que atraviesan es "muy crítica" en el departamento.

"Nosotros en La Puntilla no podemos regar; recibimos solamente 29 litros de agua por segundo, cuando en realidad deberíamos recibir alrededor de 140. En mi caso, tuve que construir una cisterna a fin de que el caudal me rinda más. Todo se debe a que necesitamos una obra de una galería filtrante que se promete y no se hace", se quejó.

A su vez, consideró que el Gobierno provincial deberá gestionar un puesto de venta directa en Tucumán. "Con los precios que está manejando Mendoza y San Juan no se podrá vender esta cosecha. En las actuales condiciones ya no es rentable producir uva cereza, ni tampoco varietales", aseguró Saldaño.

Por último, dijo que los créditos bancarios son "inaccesibles" para los productores vitivinícolas por los altos intereses, que van del 18 al 24%. "Queremos préstamos con intereses que los podamos pagar", concluyó Saldaño.

Comentá la nota