Productores trigueros de la región piensan en no sembrar.

Plantearán al gobierno provincial los problemas que observan en el mercado de su principal producto: inestabilidad y falta de rentabilidad y transparencia, así como el hecho de que las ganancias quedan en manos de otros sectores de la cadena.

Intendentes, concejales, productores agropecuarios, dirigentes y comerciantes de los distritos más afectados por la crisis del campo, le plantearán al gobierno provincial la imposibilidad de llevar a cabo la siembra triguera.

La advertencia la realizarán directamente al ministro de Asuntos Agrarios, Emilio Monzó, el próximo sábado, durante una reunión en Adolfo González Chaves.

El encuentro tendrá lugar durante la mañana, en el gimnasio del club Independencia de esa localidad.

El titular de la Asociación de Productores de Gonzales Chaves, Matías De Velazco, aclaró que la intención de la charla será explicar los motivos que impedirán sembrar trigo, para que Monzó pueda transmitirlos al gobernador bonaerense, Daniel Scioli, y éste, a su vez, los traslade a la órbita nacional.

"La fecha de siembra de nuestro principal producto está muy cerca y es preciso que los funcionarios tomen conciencia del crítico panorama", explicó De Velazco.

Otro de los temas que seguramente también surgirá es la necesidad de que las líneas de crédito lanzadas para el sector agropecuario se ajusten a la actualidad del sudoeste bonaerense, donde los productores sufren una seria crisis de rentabilidad.

Encuentro y cruces

Con fuertes reclamos de que se modifique el sistema de trazabilidad en el comercio de granos, finalizó ayer la reunión entre representantes de la Mesa de Enlace Rural y el titular de la AFIP, Ricardo Echegaray, quien defendió enfáticamente los instrumentos aplicados, como forma de "controlar la evasión".

Comentá la nota