Productores tiraron 5.000 kilos de damascos en protesta por los precios

Agricultores de La Dormida, Santa Rosa, desecharon fruta para alertar al gobierno y pedirle que intervenga en el mercado porque no alcanzan a cubrir los costos. Temor por lo que puede pasar con el durazno y la ciruela.
Unos 80 productores y obreros rurales de Santa Rosa cortaron ayer la ruta 7 y volcaron sobre el asfalto más de 5.000 kilos de damascos, reclamando mejores precios para la producción en lo que puede ser la punta del iceberg de un problema mucho mayor cuando en los próximos días se empiece con el grueso de la cosecha de duraznos, ciruelas y cerezas.

Es que, según reconocieron ayer desde el gobierno provincial y el Instituto de Desarrollo Rural (IDR), en un contexto de caída en la demanda interna y externa, sumado a una mayor competencia frente a la crisis internacional y la devaluación de las monedas en los países competidores e importadores de la Argentina, hoy se hace muy difícil fijar precios y en esta coyuntura los primeros damnificados son los productores primarios.

"El año pasado el kilo de damasco valía 70 centavos y este año no quieren pagar más de 20. Necesitamos que el Gobierno interceda de forma urgente porque con estos precios no cubrimos ni siquiera los costos y nos vamos a la quiebra", señalaron los productores.

El corte de ruta arrancó en la mañana y se prolongó durante varias horas en la intersección de la ruta 7 y la calle Saavedra, en el distrito La Dormida.

"La fábrica no quiere el damasco porque todavía tiene la pulpa del año pasado y solamente está ofreciendo 20 centavos por kilo. Con ese precio y descontando el costo de la cosecha, al productor sólo le quedan 10 centavos", explicó Vicente López, productor de Las Catitas, quien señaló además que "la solución tiene que llegar urgentemente, porque a esta altura ya se perdió la mitad de la producción".

Andrés Bustos, otro productor autoconvocado comentó que en su finca tiene "más de 2.000 cajones de damasco en el suelo, porque con lo que están ofreciendo no conviene cosechar nada. Si el gobierno no intercede, las fincas van a empezar a quebrar y mucha gente se va a quedar sin trabajo".

En Mendoza hay unas 2.200 hectáreas en producción con damasco (las de durazno superan las 20.000) en manos de unos 700 productores, según el IDR.

Los productores señalan que un precio mínimo para el kilo de damasco debería rondar $ 0,50 . El año pasado los valores promedio fueron de $ 0, 68 para el industrial y de $ 1,15 para consumo en fresco, informó Mabel Pereira del IDR.

"Lo mejor sería alcanzar por lo menos los 70 centavos que se pagaban el año pasado, pero queremos que al menos nos garanticen los costos de la producción. Es por eso que pedimos en forma urgente que el Gobierno intervenga y que haga de nexo con la fábrica para ofrecer un precio mejor. No queremos que nos regalen nada, pero sí que el Gobierno tome riendas en el asunto para mejorar el precio de hambre que hoy están ofreciendo", pidió Héctor González.

Para colmo, la gente de La Dormida viene castigada, ya que en 2007, la mayor parte de la producción de la zona se perdió por las heladas y por el daño que produjeron tres tormentas graniceras caídas en la región.

"El año pasado no cosechamos y ahora no tenemos precio. Hoy ya están perdidos unos 2 millones de kilos, pero necesitamos una solución urgente que no pase de esta semana, para que lo que está quedando en las plantas pueda ser cosechado a un precio que por lo menos cubra los costos. Calcule usted que con los 10 centavos que hoy le quedan al productor, son necesarios 12.000 kilos de damascos para mantener un obrero durante apenas un mes", explicó Daniel Quitapace.

Lamentablemente éste es solo el inicio del reclamo de los productores, porque se espera que vendrán con el mismo problema la gente del durazno y de la ciruela, señalaron los productores.

Pasado el mediodía y con la ruta 7 alfombrada por miles de kilos de damasco, los productores señalaron que esperan una respuesta para las próximas 48 horas.

"Nosotros no estamos acostumbrados a esto, porque lo que sabemos es trabajar y no andar cortando rutas, pero si no tenemos respuesta en los próximos dos días, volveremos a los cortes o vamos a ir con los damascos hasta la Casa de Gobierno", finalizaron.

Desde el gobierno informaron que están trabajando en una solución pero admiten que difícil alcanzarla frente a la actual crisis.

Comentá la nota