Productores tandilenses enviarán vacas lecheras al mercado de Liniers

En concordancia con lo resuelto por la asamblea realizada en la localidad de Brandsen. Ersinger expresó que es un símbolo muy significativo, porque las autoridades no responden a las demandas y necesidades del sector lechero.
El presidente de la Cuenca Lechera Mar y Sierras, Claudio Ersinger confirmó que productores locales se sumarán a la protesta resuelta días pasados en Brandsen y el jueves próximo enviarán vacas lecheras al mercado de Liniers con destino a faena, por la falta de respuesta de las autoridades al reclamo del sector.

“La realidad es que tenemos pocas cosas por podamos hacer como productores, protestar, manifestarnos, hacer saber nuestro descontento, por una serie de acciones que está llevando el gobierno y que lamentablemente no responden a las demandas y a las necesidades del sector primario”, expresó el dirigente de la Cuenca.

Destacó que “se trata de un nuevo acuerdo, que nosotros denunciamos en su momento. Dijimos en todos los medios donde corresponde que era un acuerdo que no se iba a cumplir. Efectivamente están llegando las liquidaciones, la documentación que demuestra que la leche entregada durante los días de octubre y que se cobra en noviembre no se va a pagar un peso según reza el acuerdo firmado entre gobierno y cierto sector de la dirigencia de la producción que también participó”.

“Los productores vemos frustrada otra vez la demanda que venimos sosteniendo, de tener un precio por la leche que producimos, que no solamente cubra los costos, sino que también nos permita tener un medio de vida y además un crecimiento sostenido o al menos programado, que es lo que cualquier empresario tiene que pensar para su empresa”, graficó al referirse al duro momento que vive el sector productivo.

Expresó que este lunes hubo una reunión en Brandsen convocada por una de las entidades que compone la mesa de enlace nacional. “En este caso CARBAP que pertenece a CRA, Confederaciones Rurales Argentinas y en vistas a que no hay un panorama certero que por lo menos en el corto plazo modifique esta tendencia de precio a la baja en la que estamos hoy, se sugirió en esta reunión de Brandsen mandar vacas Holando el jueves al Mercado de Liniers”.

“Todo animal que entra al mercado tiene como único destino posible la faena. Esto es un símbolo. No se busca terminar con una producción, pero es para que la opinión pública y las autoridades vean una vez más que se mandan a faena, no se que cantidad, lo que importa es esa imagen de vacas productivas, que todavía tienen resto reproductivo, que podrían dar leche durante uno, dos o tres años más y no queda más remedio que mandarlas a frigorífico con su último destino a faena”, indicó Ersinger. A la vez agregó que con esta medida se corta “una vida productiva de un animal, que seguramente tiene todo una carga genética en la cual el productor debe haber invertido comprando semen importado. Las condiciones no están para producir leche como tantas otras cosas en el campo”.

ACTIVIDAD LECHERA EN LA REGION

Ersinger en otro orden al hacer referencia del informe de la producción lechera, dijo que “nos tenemos que sentar a charlar con políticos. Se dan datos concretos sobre el negocio de la lechería y como podría ser para un sector como Tandil y la zona”.

Dijo que hay un mercado consumidor muy importante con “Mardel Plata, Balcarce, Azul, Tandil, Olavarría, todo sobre la ruta 226, sumando además a las localidades aledañas, es un importante sector consumidor”.

Sostuvo que “en esta época del año la producción diaria oscila entre los 900 mil y el millón de litros y lamentablemente procesamos, agregamos valor, a un poco menos del 10%, o sea que hay 800 mil litros de leche que viajan 400 km hacia el norte o hacia el oeste a transformarse en crema, yogurt, manteca, dulce de leche, helados”.

“Esos productos luego vuelven a este mercado consumidor, perdiéndonos esa tajada importante que significa el agregado de valor que bien podría hacerse en Tandil que ya tiene un segmento en los quesos de un enorme reconocimiento no solamente local, sino por fuera de Tandil. Hay varias empresas queseras que tienen un renombre. La gente de Tandil está muy habituada a consumir quesos de acá, locales, aquel que puede, por supuesto, porque un queso a 30 ó 40 pesos el kilo no es accesible para cualquier familia, pero hay productos que se producen, transforman y consumen a nivel local”, detalló el dirigente lechero.

Agregó “creemos que hay un potencial enorme que se está escapando y que podía significar unos 800 puestos de trabajo adicionales y solamente faltaría enganchar esa parte para que 100 millones de pesos que hoy se quedan en otras localidades queden en Tandil”.

Asimismo expresó que hay interés desde el sector político “creo que hay interés en poder avanzar, porque hay otros sectores de la actividad económica que podrían tener un potencial oculto y se podría quedar acá, resolviendo el problema de muchas familias”.

Comentá la nota