Productores santiagueños destacan la unidad de la dirigencia nacional.

Tras el encuentro con la Mesa de Enlace, la dirigencia santiagueña realizó un balance del encuentro mantenido en Quimilí, en el que, además de escuchar a los representantes de las instituciones, también pudieron hacer preguntas.
Rodolfo Balbi, de la Asociación de Productores de Aguirre, Rivadavia y Mitre, indicó a Nuevo Diario que lo vivido ayer en Quimilí es "una muestra más de que la Mesa de Enlace sigue funcionando muy unida y cada uno tuvo su visión y finalmente es la misma, porque estamos todos en la misma lucha".

Recordó que esperan el 28 de junio como una elección que puede permitir "revertir las mayorías en el Congreso y que este Gobierno tome las medidas que debe, sino, lamentablemente, es inevitable que nos vamos a seguir hundiendo".

En relación a lo que ocurre en esta zona del país sostuvo que "estamos en esta sequía que nos agobia y no hay ninguna política de Estado que pueda rescatarnos".

Remarcó que todos comparten el diagnóstico de situación, aunque "ideológicamente, por rencor u odio. El Gobierno no lo hace, pero lo tendrá que hacer porque se está acabando el dinero, y si el mundo no nos fía, lo único que les va a quedar después que gasten la plata de la Anses es la emisión monetaria".

Balbi señaló que existe una "inflación importante y con seguridad, el que lo va a pagar es el pueblo que es el que va a sufrir la peor consecuencia".

Luego, Carlos Cejas, de Sociedad Rural de Bandera, indicó que "siempre es muy positivo, porque que los dirigentes nacionales vengan a la Provincia hace que observen en terreno que la realidad que se vive es mucho más grave de aquella de la zona núcleo".

También opinó Daniel di Bella, productor de Fernández, quien remarcó que la presencia de la Mesa de Enlace dejó en claro que "la dirigencia continúa unida, detrás del objetivo común de lograr mejoras que permitan recuperar las economías de los pueblos del interior, que se encuentran devastados, tras una parálisis fenomenal".

Comentá la nota