Los productores rurales tendrán plazo hasta el 15 de marzo para sumarse al programa Trigo Plus

Los productores agropecuarios podrán participar de los beneficios fiscales del programa Trigo Plus si presentan la documentación correspondiente antes del 15 de marzo, según la resolución 112 de la Oficina Nacional de Control Comercial Agropecuario (ONCCA) publicada en el Boletín Oficial.
El artículo cuatro de la norma también establece como fecha última para la presentación de la declaración jurada de los productores de maíz, el 15 de agosto próximo.

A su vez, entró a regir la resolución general 2531 de la Administración Federal de Ingresos Públicos, que establece el mecanismo para la aplicación de los programas Maíz y Trigo Plus en los pequeños contribuyentes.

"Las declaraciones juradas presentadas con posterioridad a los plazos indicados quedarán excluidas de los programas mencionados", agregó el artículo.

La norma estableció el procedimiento de los programas Trigo Plus y Maíz Plus, por los cuales se buscó incentivar "el aumento de la producción de dichos cereales a fin de preservar el nivel de crecimiento económico y garantizar el abastecimiento del mercado doméstico a precios razonables en cantidades adecuadas como así también, incrementar la remuneración media que recibe el productor".

El programa establece que si alcanzan el "plus" de producción de estos cereales "los productores podrán computar un porcentaje equivalente al pago de los derechos de exportación como pago a cuenta del impuesto a las ganancias o del componente impositivo del régimen simplificado de pequeños contribuyentes".

Para determinar a los beneficiarios de los programas la ONCCA reconocerá como pequeño productor de trigo a los que lleguen hasta las 500 toneladas, como mediano a la producción de entre 501 y 2.500 toneladas, y como gran productor al que logre más de 2.500 toneladas.

En el caso del maíz se considerará pequeño productor al que llegue a las 1.000 toneladas, mediano entre 1.001 y 5.000 toneladas y grande a más de 5.000 toneladas, según consta en el anexo II de dicha resolución.

Otro factor a tener en cuanta para determinar si corresponde el beneficio fiscal es la producción base, que para el caso del trigo es de 13 millones de toneladas y para el de maíz es de 15 millones de toneladas para el ciclo cosecha 2008/2009.

La fórmula para calcular la aplicación del programa también figura en la resolución firmada por el presidente de la ONCCA, Emilio Eyras, y publicada en el Boletín oficial.

La resolución de la AFIP dispone la utilización de la clave fiscal como mecanismo para aplicar los beneficios comprendidos en los programas para el caso de los pequeños contribuyentes.

Comentá la nota