Productores rurales escracharon a Agustín Rossi en Reconquista.

Medio centenar de personas arrojaron huevos, patadas, puñetes, escupitajos y agresiones verbales al legislador, a quien le astillaron el parabrisas de su auto. A pesar del hecho, continuó con las actividades que tenía programadas.
Un grupo de productores agropecuarios del norte provincial realizó esta tarde en Reconquista -300 km de esta capital- un escrache al jefe del bloque de diputados nacionales del Frente para la Victoria (FPV), Agustín Rossi.

Según la nota publicada por el periodista José Bordón en la página web del diario La Nación, huevos, patadas, puñetes, escupitajos y agresiones verbales debió soportar el legislador -que aspira a su reelección el 28 de junio- luego de participar de una reunión institucional en aquella ciudad.

"La policía retiró a un manifestante exaltado y quitó docenas de huevos de sus manos", sostuvo un periodista de Radio General Obligado, presente en el lugar.

Según trascendió, Rossi visitó el parque industrial Reconquista acompañado por el diputado provincial Enrique Marín, y mantuvo reuniones con trabajadores de diferentes gremios. Se destacó el encuentro con empleados de Algodonera Santa Fe, actualmente en conflicto con la firma.

Posteriormente, cuando Rossi se encontraba en el edificio de la Asociación para el Desarrollo Regional, reunido con funcionarios de los gobiernos de la región, comenzó a percibir el asedio de productores agropecuarios que se concentraron en la Plaza Sarmiento y desde allí caminaron hasta el local de General López 744, donde se apostaron en la vereda enfrentada a la institución. En ese lugar, dada la intransigencia de los rurallistas, la Municipalidad cortó el tránsito en toda la cuadra y la policía apostó unos 35 efectivos.

"No lo queremos, no lo precisamos, lo consideramos un traidor. En forma pacífica y sin agredir se lo vamos a decir", sostuvo Raúl Zorzón, productor de Malabrigo y uno de los líderes de los autoconvocados del norte santafesino, quien calificó al jefe del bloque del Frente Para la Victoria en la Cámara de Diputados de la Nación como "un personaje siniestro que acá no lo queremos".

Cuando finalizó la reunión y Rossi intentó alejarse del lugar, los productores se acercaron hasta el vehículo y lo agredieron verbal y físicamente. Minutos después, la policía procedió a identificar al grupo pero sin efectuar detenciones. Según se indicó, Rossi, aunque alterado, tenía dispuesto continuar la actividad proselitista.

En una posterior rueda de prensa, Rossi señaló: "Me genera profunda tristeza que los argentinos no podamos aprovechar estos 25 años de democracia que tenemos, que para los que militamos muchos años sabemos lo que nos costó conseguir".

No fue éste el primer escrache que debe enfrentar el jefe de la bancada kirchnerista en Diputados. En febrero último, él y su hermano Alejandro, también diputado nacional, fueron agredidos en Laguna Paiva -45 km al norte de esta capital- por un grupo de 30 personas que le arrojó huevos, bosta, pintura, trompadas y patadas sobre los autos.

Comentá la nota