Productores no pudieron terminar de cosechar

Pese a la altura del año, algunos emprendimientos olivícolas no lograron recoger los frutos.
Más de 20 mil kilos de aceituna quedaron varados en una finca de Villa San Roque porque aún no se pudo terminar con la cosecha a raíz de la falta de mano de obra para recoger los frutos.

Esta situación afectó a diversos productores de la zona que debieron buscar cosecheros en otras provincias y países limítrofes.

En el caso de la finca El Retiro, en sus plantas hay más de 20 mil kilos de aceituna que no han podido entrar en la negociación y la aceitera a la cual le venden el producto ya no les recibe más debido a lo avanzado de la época y porque terminó el proceso de molienda.

El administrador del emprendimiento, José Cisella, se mostró preocupado por la situación.

"Estamos cosechando, pero ya vamos tarde y lamentablemente, la fábrica La Luna, donde entregamos la aceituna, ya terminó la molienda y no recibe más. Ahora tendremos que ver si la cosechamos y la guardamos para moler después, aunque para un aceite de menor calidad; o la vendemos a Aimogasta, está por decidirse", comentó Cisella.

A su vez, indicó que el gran problema fue la falta de gente para trabajar en la cosecha. "No se consigue mano de obra en el pueblo. Ya no hay dignidad de trabajo, vamos a tener que recurrir para la próxima cosecha a métodos mecánicos o a traer gente de afuera", remarcó.

Además, señaló que el jornal que se paga es "bueno" comparado con otras cosechas. "Acá se paga por kilo de aceituna y trabajando tranquilos se puede sacar entre 50 a 60 pesos por jornada de trabajo de 8 horas", acotó.

Cisella indicó que muchos emprendimientos optaron por la mano de obra de Santiago del Estero y hasta incluso bolivianos que están radicados en Aimogasta o San Juan que vienen sólo por la época de la cosecha.

Comentá la nota