Los productores postergan posibles protestas.

Aunque están cada vez más firmes en los reclamos, esperan el encuentro con el Gobierno y lo que pueda pasar por vía legislativa. Los detalles de la reunión de ayer en boca de juninenses.
Después de algunas divergencias en el largo período de protesta que lleva el campo, Productores Autoconvo-cados y la Mesa de Enlace volvieron a sentirse ayer en la misma sintonía, con reclamos uniformes y los mismos disensos con la política agropecuaria del Gobierno.

Por eso, a pesar de que muchos quieren volver a la protesta, todos decidieron esperar. El encuentro clave será el viernes, cuando los principales dirigentes de las cuatro entidades estarán con la presidenta Cristina Fer-nández de Kirchner.

Y allí se centra la expectativa de los productores autoconvocados de nuestra ciudad, que admitieron que no son optimistas. Rosana Franco, una de las dirigentes presentes en el encuentro, así se lo expresó a DEMOCRACIA mientras regresaba de Buenos Aires.

"La reunión entre los dirigentes agropecuarios fue muy positiva. Estamos todos de acuerdo en los reclamos fundamentales", contó.

A grandes rasgos, todos piden que el polémico ONCCA pierda potestades, y le ponen un límite al espinoso tema de las retenciones: 0% para trigo, maíz y girasol; un máximo de 25% para la soja.

Emergencia

También hablaron sobre el problema de la emergencia, una condición que sufren muchos en nuestro distrito. "Es fundamental tenerlos en cuenta y pensar en otras medidas que alivien las pérdidas", evidenció Franco.

En total, fueron casi 2.000 los productores presentes en el encuentro, entre quienes había una decena de juninenses que representaron al sector en el distrito. "Todavía no va a haber protestas, y no hablamos mucho sobre el tema", relató Franco.

"Tenemos que esperar a la reunión del viernes, además de ver cómo resulta la vía legislativa. En ese sentido también es importante la reforma del código aduanero. Pero la verdad es que no somos muy optimistas", se sinceró la dirigente.

Entre los sectores más afectados en este momento se cuentan los tambos y los que se dedican a la ganadería. "Se decidió no hacer un paro, pero en la lechería están todos muy mal y en algún momento habrá que hacer algo", dijo.

Para hoy quedará comunicarle al resto de los productores autoconvocados de Junín las conclusiones de la reunión y decidir si estarán el viernes para apoyar a los principales dirigentes agropecuarios del país.

Comentá la nota