Productores piensan que se pueden adaptar a las exigencias rusas

Productores y empresarios de pepita y carozo de nuestros valles pueden adaptarse perfectamente a las exigencias del mercado ruso. "Nuestra fruta esta temporada puede prepararse para entrar a Rusia perfectamente", aclaró el presidente de nuestra institución.
"Los límites máximos de residuos de plaguicidas tóxicos en la producción de fruta es una preocupación de larga data de la Federación Productores de Frutas de Río Negro y Neuquén, y con la bandera del Plan Frutícola Integral estamos trabajando para obtener productos con los más bajos o nulos contenidos de toxicidad posibles", dijeron en un comunicado de prensa.

Explicaron que "todavía no comenzó la temporada de uso de plaguicidas en la región y se pueden realizar tareas con baja o nula toxicidad, respetando la caducidad marcada para cada producto químico".

El presidente de la Fderación, Manuel Mendoza, manifestó que "nosotros, igual que los gobiernos y los sectores empresarios que se dedican a la exportación sabíamos hace mucho tiempo acerca de las exigencias y reglamentaciones europeas y rusas, y siempre consideramos la posibilidad de una producción ecológicamente sustentable".

"Como avance ya tenemos el método de confusión sexual para la lucha contra la carpocapsa, pero aún no avanzamos en el control biológico de la plaga y falta inversión de organismos y empresas involucradas. El CIATI, por ejemplo, hoy no puede detectar los valores de toxicidad que mide Rusia ni de la Comunidad Europea que bajó sus niveles y debería invertir cuatro millones de dólares para lograrlo. Todos tenemos que poner nuestro grano de arena", continuó.

Preocupados por la temática, Federación se reunió con funcionarios del Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (SENASA) y con representantes de Cámara Argentina de Fruticultores Integrados (CAFI) para intentar acordar pasos a seguir.

"El gobierno ruso solamente advirtió que tiene normativas del año 1985 (revisadas en 1998 y 2003) y van a ser estrictos en su cumplimiento. El mercado ruso no se cerró y la fruta acorde a su reglamentación podrá entrar libremente. Nuestra fruta puede adaptarse tranquilamente a esos requerimientos en la próxima temporada", aclaró hoy el presidente de Federación.

Manuel Mendoza explicó también que "es importante la toma de conciencia de exportadores y productores para mejorar la producción de frutas sin interesar los stocks de plaguicidas de alta toxicidad que hay en la región y que están totalmente prohibidos en Europa y Rusia. Hay que prestar mucha atención para procurar una fruticultura ecológicamente sustentable, empezando por atender a la caducidad marcada en los envases de cada producto químico y apostar a lo orgánico".

Comentá la nota