Productores ofrecen hacerse cargo de obras en La Picasa

Los integrantes de la Asociación de Productores Rurales del Sur de Santa Fe ofrecieron financiar los trabajos de limpieza de la estación de bombeo Alternativa Norte de la laguna La Picasa, la que no funciona desde octubre del año pasado.
La iniciativa es al mismo tiempo un cuestionamiento directo al Ministerio de Aguas de la provincia de Santa Fe, responsable de los trabajos, al que acusan de "inacción".

Juan Carlos Duhalde, presidente de la entidad ruralista, viajó a la capital provincial para entregar personalmente una carta dirigida al ministro Antonio Ciancio. En un tono personal y poco formal, el dirigente expresa la posición de la entidad —integrada por numerosos productores inundados— y reclama que se hagan los trabajos para poder sacar el agua de la laguna y profundizar el cuenco donde está instalada la estación de bombeo.

"Setenta mil vueltas".El texto, avalado por los productores, destaca la falta de cumplimiento del convenio de obra entre la Comuna de Diego de Alvear y la provincia. "Como se están dando setenta mil vueltas para no llevarla a cabo, los productores estamos dispuestos a financiar la obra —que tiene un costo aproximado de 12 mil pesos—. Y les aclaro que está hablando un productor que tiene el campo inundado y no puede explotar una hectárea porque está tapado por el agua. Sin embargo yo, como otros, estamos hablando de poner plata y que alguna vez la provincia nos devuelva ese dinero".

Los damnificados quieren que vuelva a funcionar la estación. "Entramos en un período húmedo, y si llueve 200 milímetros al sur de San Luis, en cinco días tendremos el agua en la laguna, porque ahora no es como antes, cuando tardaba entre 60 y 90 días. Con la Alternativa Sur llega rapidísimo", dice la carta.

"Me sacó de las casillas". Duhalde es un histórico dirigente de la entidad, habitualmente moderado y dialoguista, pero esta situación, afirma, lo "sacó de las casillas". En ese sentido, fustigó las declaraciones del secretario de Aguas de la provincia, Hugo Orsolini, quien en su momento manifestó que no era necesario tener encuentros con los productores inundados, porque la provincia había estado un año sin diálogo con la Nación sobre las soluciones para la cuenca.

Hay que recordar que fue el ministro Ciancio, en febrero del año pasado y durante una reunión cumplida en el Centro Cívico de San Gregorio, quien le prometió a los productores de La Picasa tener "reuniones periódicas".

Duhalde fue irónico al recordar otra apreciación de Orsolini, quien propuso hacer un canal de 12 kilómetros para ir al encuentro del agua, con una profundidad de 8,50 metros. "Con semejante profundidad, La Picasa se desagota sola", remató, convencido de que con una obra de esa envergadura la estación de bombeo se vuelve inútil.

Comentá la nota