Productores se movilizaron y realizaron una misa en defensa de la familia rural.

Culparon a las malas políticas por la inestabilidad del sector agroganadero. En el acceso a Aldea Brasilera se realizó la celebración central de la jornada de protesta. No hubo corte de rutas.
A pocos días de cumplirse un año de la puesta en vigencia de la derogada Resolución 125, que había instaurado las retenciones móviles a las exportaciones agrícolas, los productores entrerrianos celebraron una misa en el acceso a la localidad de Aldea Brasilera “en defensa de la familia rural”.

A 20 kilómetros de Paraná, los ruralistas se congregaron, sobre el filo de las 19, bajo un sol radiante, y luego de una movilización que incluyó el paso por varias localidades de Paraná campaña y Diamante.

Jinetes y productores a pie y en vehículos protestaron en silencio con carteles a un costado de la ruta 11, a unos 500 metros del puente que cruza por el arroyo Salto, unos de los primeros lugares de la Costa del Paraná donde se produjeron cortes de rutas, en marzo de 2008.

Todavía los productores recuerdan el lunes 17 de marzo de 2008 cuando en el ingreso a Brasilera se hizo presente Adán Bahl, el ministro de Gobierno de la Provincia y el ex secretario de la Producción, Héctor Motta. “Hubo una dis-cusión importante esa tarde, y les dijimos que la situación iba a empeorar y cómo empeoró”, recordó Luis, un productor de Diamante.

No obstante, horas antes de la misa en Brasilera, los chacareros realizaron un pequeño acto en la zona del puente sobre el arroyo La Ensenada, en Diamante, otro lugar representativo de la lucha agraria.

Durante la ceremonia, que contó con la participación de dos sacerdotes y un pastor, se pidió por una la “unión de la familia rural”, y se hizó mención “al importante rol que cumplió la mujer durante los 128 días que duró el conflicto con el gobierno nacional por la Resolución 125”.

Gustavo Battisti, productor rural de San Benito, dijo que “en este encuentro buscamos, entre otras cosas, agradecerle a nuestras mujeres por todo el apoyo que nos dieron durante el conflicto del año pasado”. En ese sentido, Battisti mencionó que “queremos demostrar que somos gente de bien, queremos que nuestros hijos se críen y se eduquen en el campo, pero estamos perdiendo todo, ya que la actualidad es muy mala”.

Por otra parte, Héctor Tortul, productor rural de la zona, contó que la intención del encuentro fue rescatar “el valor de los productores”. En ese orden subrayó que “el productor tiene un medio de vida distinto a la ciudad”, y añadió: “En la ciudad se cuestiona porque el productor anda en camionetas, pero en el campo no hay remis, colectivos y las escuelas no están en buen estado”.

También, Tortul destacó el rol de la mujer durante los cortes de ruta contra las retenciones moviles. “La mujer en un trabajo silencioso ha sido el sosten de esta lucha que se inició hace un año”.

Sin cortes

La gente sólo se limitó a mirar pasar los vehículos. Mientras que el personal de la Dirección de Prevención y Seguridad Vial se encargó de controlar el tránsito para evitar accidentes.

Al caer el sol, los productores se retiraron esperando conocer hoy que resolución tomaran los dirigentes de la Mesa de Enlace provincial (ver recuadro). A 72 horas de cumplirse 12 meses de la polémica puesta en vigencia de la derogada resolución 125, Alfredo Bel aseguró que “el campo cambió desde que salió afuera de su tranquera”, y agregó: “El reclamo no fue únicamente una cuestión económica sino también de dignidad”.

También destacó que “la sociedad comprendió todo lo que estaba soportando el sector rural y apoyó el reclamo transformando al 2008 en un año histórico”.

El recorrido con el mensaje “queremos sembrar conciencia sobre la importancia que tiene trabajar la tierra”, partió desde Sauce Pinto hasta Diamante y concluyó en Brasilera.

Comentá la nota