Productores en la mira de la justicia

Alejandro Rossi, uno de los agredidos, identificó a uno de los chacareros "más prósperos de Llambí Campell" de apellido Tibaldo y al presidente de la Sociedad Rural de Laguna Paiva, como algunos de los que "encabezaron fervorosamente la protesta".
Una investigación penal imputa los delitos de lesiones y amenazas a los ruralistas que atacaron a huevazos, piñas y patadas a los diputados nacionales Agustín y Alejandro Rossi, en las puertas de la Municipalidad de Laguna Paiva. El expediente se inició de oficio en la comisaría 13ª de esa ciudad con conocimiento del juez Correccional en turno, Ricardo Favaretto y la fiscal Nº 7, Mariela Giménez. Ayer, el menor de los Rossi comenzó a identificar en público a algunos de los agresores: señaló "a uno de los productores más prósperos de Llambí Campell" de apellido Tibaldo; reveló que el presidente de la Sociedad Rural de Laguna Paiva, Sergio Bournisset fue otro de los que "estaba encabezando fervorosamente la protesta" y dijo que el ataque tiene responsables políticos con nombre y apellido: "los cuatro señores de la Mesa de Enlace que han generado un clima de violencia y de intolerancia en la vida política argentina por el sólo hecho de negarse a pagar impuestos", disparó.

A poco del ataque, la Policía de Laguna Paiva inició una actuación de oficio para identificar a los agresores, así que no se descarta que ya haya solicitado una copia del video que muestra, entre otras escenas, a un sujeto que se abalanza sobre el automóvil de Agustín Rossi y le destroza el parabrisas de un puñetazo. El mismo lunes, los legisladores se pusieron a disposición de la investigación policial y cumplieron con otro trámite: un peritaje mecánico que verificó los daños en los vehículos, uno de ellos de la Cámara de Diputados de la Nación.

Ayer, el diputado Alejandro Rossi identificó a unos de sus atacantes: "Es uno de los productores más próspero de Llambí Campbell" de apellido Tibaldo, dijo por Radio Dos. Y después en otra entrevista por la FM Aire de Santa Fe señaló al presidente de la Sociedad Rural de Laguna Paiva, Sergio Bournisset, como otro de los que "estaba encabezando fervorosamente la protesta". En el trayecto entre la Municipalidad de Laguna Paiva hasta el lugar donde había dejado estacionado su automóvil, Rossi corrió con la peor parte y hasta sufrió dos golpes por la espalda, según reveló su hermano, Agustín Rossi, a Rosario/12.

"Esto se tiene que terminar", dijo Alejandro Rossi. "Nosotros somos legisladores electos por la voluntad del pueblo santafesino, tenemos protección constitucional para ejercer nuestro mandato y tanto el gobierno federal y el provincial nos deben esa protección. No hemos hecho nada más que pensar distinto y por lo tanto tenemos que ser protegido de la agresión de cualquier grupo faccioso, delictual".

"Entonces, hago responsable al gobierno federal y al gobierno provincial de nuestra seguridad y responsables políticos (del ataque) a los cuatro señores de la Mesa de Enlace que han generado un clima de violencia y de intolerancia en la vida política argentina por el sólo hecho de negarse a pagar impuestos. Porque vamos a ponerlo en blanco sobre negro: lo que está en discusión con el campo es que no quieren pagar impuestos. Punto. Y esa es la obligación de cualquier sector de una sociedad civilizada donde todos pagamos impuestos: los trabajadores, los empresarios, todo el mundo".

Rossi advirtió que apelará a todos los medios legales necesarios y a sus propios fueros para ejercer su mandato constitucional. "Agustín viaja con su jefe de prensa que es chofer y yo viajo solo. La verdad que eran cuarenta desaforados insultándonos y golpeándonos. Y les digo que no va a volver a suceder. Y se los digo a los directivos de la Mesa de Enlace provincial: no va a volver a suceder. No esperen que toleremos (otro ataque a golpes) serena y pacíficamente como lo hemos hecho hasta ahora. Vamos a ejercer nuestro legítimo derecho a defendernos. Que lo sepa también el señor Bournisset de la Sociedad Rural de Laguna Paiva, que estaba encabezando fervorosamente la protesta y actuaremos en consecuencia".

Bournisset negó que hubiera habido una organización previa. "Yo leí en el diario que que este señor Rossi iba a estar en Laguna Paiva y me indigné tremendamente. Entonces, me hice presente en el municipio. La verdad es que no hubo nada organizado, fue espontáneo, vino gente de toda la zona. Eramos unas 60 o 70 personas. Porque si hubiera sido organizado hubiese habido mucho más gente, incluso este señor (Agustín Rossi) ni siquiera hubiera podido llegar a Laguna Paiva".

-¿No cree que se extralimitaron?- le preguntaron.

-Yo creo que sí, pero hay una indignación tremenda.- contestó.

Comentá la nota