Los productores, mientras esperan lluvias, están con la guardia en alto

En ruta Nº 8 y acceso a Pinzón se realizó la primera asamblea del año de los productores autoconvocados, a la que también asistieron dirigentes y asociados a las entidades agropecuarias. “Fue difícil conseguir un consenso respecto de no subir a las rutas”, sostuvo Antonia Caldentey. Fuerte reclamo desde la Carbap en la asamblea de 9 de Julio.
DE LA REDACCION. Los productores están con la guardia en alto. Ya sean autoconvocados o asociados a algunas de las cuatro entidades agropecuarias, una buena mayoría mira con un ojo al cielo para ver si llueve y con el otro la ruta, ese espacio público que el año pasado fue utilizado para expresar el repudio a las políticas agropecuarias implementadas por el Gobierno nacional.

Muchos quieren volver a los cortes para expresar su bronca. Otros dicen que el Gobierno, a través de su apatía hacia el sector o con las medidas que implementa, está logrando ese objetivo: reflotar al enemigo político ganado el último año de cara a este año electoral.

La cuestión es que, mientras tanto, se realizan asambleas aquí y allá. Esta semana, por ejemplo, se realizó la primera del año de los autoconvocados locales. Como no podía ser de otra manera el lugar de la reunión fue la ruta Nº 8 y acceso a Pinzón. Allí unos 150 productores del Partido de Pergamino evaluaron durante cuatro horas los pasos a seguir en los próximos días. Luego la Confederación de Asociaciones Rurales de Buenos Aires y La Pampa (Carbap) realizó una asamblea zonal en 9 de Julio a la que asistieron más de 500 productores y dirigentes de las zonas de Carlos Tejedor, 9 de Julio, Carlos Casares, Daireaux, General Villegas, Guaminí, Henderson, Huanguelen, Pehuajó, Pellegrini, Rivadavia, Trenque Lauquen, Carmen de Areco, Chacabuco, Ameghino, Bragado, Colón, General Arenales, General Viamonte, Junín, Pergamino, Rojas, Salto, San Antonio de Areco, San Pedro, Vedia y Los Toldos.

En Pinzón y ruta Nº 8

En la asamblea de los autoconvocados, a la que se sumaron dirigentes y productores asociados a las cuatro entidades agropecuarias, opinaron todos. “Fue difícil conseguir un consenso respecto de no subir a las rutas. La gente está muy enojada. Queremos ser muy cautelosos en lo que hacemos porque esta vez no queremos ser el chivo expiatorio”, sostuvo la productora Antonia “Tony” Caldentey, y agregó: “Las medidas que lanza el Gobierno nacional parece que estuvieran hechas a propósito para que uno reaccione porque ninguna de las medidas son las que necesita el productor en este momento, cuando atraviesa una sequía atroz. ¿Para qué me ofrecen maquinaria si no voy a poder cosechar el cereal que sembré por la sequía?”.

Durante la extensa asamblea se logró acordar en llevar adelante tres puntos: “A partir de febrero informaremos a la población sobre por qué los productores estamos otra vez en las rutas pedir un paro de comercialización y una marcha federal en caso de no tener novedades por parte del Gobierno nacional”, explicó Caldentey. Además los autoconvocados de toda la provincia de Buenos Aires quieren unificar criterios para solicitar el desastre agropecuario. La “panfleteada” comenzaría en el acceso a ruta Nº 8 y acceso a Pinzón y luego se podría multiplicar en otros sectores de la ciudad, como el Cruce de Caminos. Tampoco está descartada la posibilidad de colgar carteles en los accesos a pueblos y ciudades informando sobre el por qué de la protesta agropecuaria.

En 9 de Julio

Con la presencia de representantes de productores independientes, la asistencia de referentes sociales y de legisladores se desarrolló el cuarto de los encuentros abiertos impulsados por la Confederación de Asociaciones Rurales de Buenos Aires y La Pampa en 9 de Julio, que contó con participación del presidente de la Carbap, Pedro Apaolaza (h); y el presidente de Confederaciones Rurales Argentinas (CRA), también miembro de la Mesa de Enlace Nacional, Mario Llambías. La reunión tuvo la adhesión del Nucleamiento Empresarial del Noroeste Bonaerense, la Cámara de Comercio de 9 de Julio y Caprolecoba (Cámara de Productores de Leche de la Cuenca Oeste de Buenos Aires).

Las ideas que se plasmaron en el documento elaborado en 9 de Julio fueron: acciones a nivel provincial y regional como accionar sobre partidos y dirigentes políticos locales; carteles y banderas en los campos (sobre rutas principalmente) demostrando la problemática (posibilidad de poner osamentas en rotondas e ingresos a los pueblos); solicitar rebajas de tasas y tarifas eléctricas con intendentes; trabajar sobre medios de prensa locales, informar sobre malas políticas y sus consecuencias (llevar los medios a los campos, mostrar los problemas locales); solicitar la declaración de desastre agropecuario a la provincia y acciones judiciales ante retenciones y cualquier otra medida anticonstitucional.

Las acciones a presentar ante la Carbap y la Mesa de Enlace serían las siguientes: unión de las cuatro entidades y apoyo a la Comisión de Enlace provincial y nacional con representatividad fuerte; intentar unificar propuestas, reclamos y discursos (trabajar con los partidos políticos para armar un esquema de 10 puntos necesarios que permitan hacer crecer y desarrollar el aparato productivo del país); fuerte campaña de prensa para seguir mostrando la problemática y la realidad a la opinión pública; idear mecanismos para recaudar fondos para acciones; solicitar la liberación de exportaciones y retenciones cero y cese de comercialización progresiva acompañado también con presencia en las rutas.

Al finalizar el presidente de CRA, Mario Llambías, realizó una síntesis de las diferentes mociones que se proclamaron, expresando acuerdo con las mismas y resaltando el deseo de manifestarse de los productores. “Las bases están preparadas para continuar luchando por la defensa de los pueblos del interior”, sostuvo.

Al igual que en la reunión zonal realizada en General Pico, La Pampa, se decidió elevar a consideración del consejo directivo de la Carbap las conclusiones de la misma para que dicha entidad, una vez analizados los resultados de la reunión zonal abierta restante (la cual figura al pie del comunicado), decida las formas de acción gremial en el ámbito de las provincias de Buenos Aires y La Pampa y transmita a los dirigentes de la Mesa de Enlace Nacional las inquietudes particulares de la región.

Ha sido remarcado en todos los casos la fuerte voluntad de respetar los tiempos y las metodologías que sean impulsadas desde la Carbap y desde la Comisión de Enlace Nacional, evidenciándose un firme reclamo de unidad de las bases hacia las entidades rurales.

Dirigentes de la Confederación de Asociaciones Rurales de Buenos Aires y La Pampa y de las sociedades y asociaciones rurales de la zona serán quienes coordinen la reunión de la que se espera obtener lineamientos para afrontar los meses venideros, los cuales serán debatidos en la primera reunión del año del consejo directivo de la Carbap que sesionará el 29 de este mes en Coronel Suárez.

Comentá la nota