Productores levantaron la toma del Bersa pero sin tregua

Tras la retirarse de la entidad bancaria en Hasenkamp, el dirigente de la FAA encabezó un tractorazo en Gualeguaychú. Recibió críticas de la presidenta por la toma. Advirtió que si no hay soluciones no habrá tregua.
Los productores agropecuarios encabezados por el director de la Federación agraria argentina (FAA) de Entre Ríos, Alfredo De Angeli, que mantenían tomada desde el lunes al mediodía la sede del Nuevo Banco de Entre Ríos S.A. en Hansenkamp, decidieron en asamblea levantar la medida de fuerza

Menos de dos horas después de dar por terminada esa protesta, De Angeli se trasladó a Gualeguaychú para ponerse frente de un tractorazo con un grupo de productores rurales. La protesta fue convocada como una forma de "vigilia" ante la reunión de la Comisión de Enlace con la ministra de la Producción, Débora Giorgi.

De Angeli lanzó duras advertencias respecto de la expectativa del campo ante la cita con el Gobierno."Si no hay solución no va a haber tregua. Estamos dispuestos a dialogar, pero la Presidenta tiene que entender que no nos sobra la plata", aseguró.

Pese a que el dirigente de la FAA descartó tomar una medida similar a la de Hasenkamp en Gualeguaychú, minutos antes que comience la movilización, “por precaución” se cerraron las puertas de la Sucursal Gualeguaychú del BERSA”.

Críticas de la presidenta

En tanto, la presidenta Cristina Fernández cuestionó nuevamente a los ruralistas, tanto por el paro que concluyó este mediodía como por la toma de Hasenkamp.

"Quiero llamar a recapacitar a algunos sectores de la economía que hoy pueden darse el lujo de no comercializar sus productos", lanzó la Presidenta. En medio de un acto en el que anunció medidas dirigidas a impulsar la demanda y frenar la caída de la industria,

Fernández de Kirchner expresó su confianza en que "finalmente se recapacite" y se tenga "la grandeza entre todos los argentinos" para entender que se necesita "mantener la actividad y el empleo".

"No es enfrentando con violencia, cortando rutas o tomando bancos en un momento difícil como se solucionan los problemas" señaló la presidenta y agregó que “esas actitudes van a terminar impacto en la economía" que así se vería golpeada "no ya por la crisis de afuera sino por los errores de algunos de adentro".

Comentá la nota