Productores irrumpieron en un acto oficial para hablar con Urribarri

Un centenar de ruralistas se presentó en la apertura de la licitación para completar una obra en Hernandarias, pero el gobernador no apareció. Hubo discusiones y empujones y el ministro Bahl dijo no entender qué pretendían los chacareros.
Cerca de un centenar de productores agropecuarios irrumpió en un acto oficial en Hernandarias para tratar de dialogar con el gobernador Sergio Urribarri –que finalmente no participó del evento–, pero no pudieron lograr su cometido porque fueron interceptados por la Policía. Los ruralistas denunciaron haber sido “prepoteados y agredidos verbalmente por un grupo de patoteros y entre 70 y 100 policías de civil”. Sin embargo, el ministro de Gobierno, Adán Bahl, replicó que “en ningún momento” vio que se produjera “algún incidente”.

El presidente de la filial Las Colonias de la Federación Agraria Argentina, Javier Podversich, contó que un grupo de manifestantes de Paraná y un grueso número de policías les impidió acceder a la apertura de sobres de una licitación en Hernandarias, pero aseguró que “en ningún momento se lanzaron agravios”, y precisó: “Cuando nos dieron lugar estacionamos donde nos dijo la Policía. Estuvimos esperando y cuando nos enteramos de que Urribarri no había llegado, esperamos que termine el acto”.

El dirigente expresó que un grupo de 100 productores se dirigió a Hernandarias para tratar de conversar con el gobernador: “Cuando estábamos llegando a donde se iba a realizar el acto, un grupo de patoteros y entre 70 y 100 policías de civil nos prepotearon, nos agredieron verbalmente y nos golpearon las camionetas para tratar de amedrentarnos y que nos fuéramos de allí”, pero aseguró que “para nada” los chacareros respondieron al accionar de las otras personas, aunque reconoció a la agencia APF que “hubo discusiones y empujones”.

“Lo único que sé es que hoy día tenemos que andar persiguiendo al gobernador donde vaya para tratar de hablar con él. Es la única manera. El diálogo correcto, que sería en la Casa de Gobierno, con una audiencia, que nos niega”, sentenció.

Por su parte, el ministro Adán Bahl desmintió que se produjeran incidentes en el acto aunque admitió que hubo “excesos verbales” por parte de los dirigentes agropecuarios, y consideró que la denuncia realizada por los productores es “una forma de buscar algún protagonismo para salir en los medios y quedar como víctimas”.

El ministro aseguró que “en ningún momento” vio que haya habido “algún incidente”, pero observó que “al dar inicio al acto habían llegado productores, de forma intempestiva muchos de ellos, estacionando sus vehículos en el medio de la calle. Los productores siempre llegan con su vehemencia y su forma de expresarse”, y si bien apuntó que los funcionarios están “acostumbrados a este método de protesta”, lamentó que en ocasiones “se exceden de manera verbal”, aunque pidió “tolerancia”.

De todas maneras, el funcionario dijo que “patota no había de ninguna manera”, y explicó que la presencia de agentes policiales fue porque “tienen la responsabilidad de cubrir de manera mínima los aspectos de seguridad; pero no había un despliegue policial. Setenta policías, en Hernandarias, no hay ni soñando”.

Más adelante, Bahl apuntó: “Tampoco se a qué fueron los productores, porque en un momento les pregunté si querían que yo los atienda, y no querían. Dicen que tienen que andar persiguiendo al gobernador adonde vaya para tratar de hablar con él, pero es muy infantil decir que van a los lugares en búsqueda del gobernador”.

Respecto al reclamo de los productores para que el gobernador Sergio Urribarri los atienda, Bahl afirmó que el mandatario “ya los recibió, luego de los reclamos” contra las retenciones, que se iniciaron el 11 de marzo. Pero aclaró que “es más complejo si el gobernador tiene que recibir a cada uno de los productores”. Además, remarcó que la provincia “ha llevado adelante medidas concretas” en beneficio directo de los productores, como “la postergación de la puesta en vigencia del aumento del Impuesto Inmobiliario Rural”, sentenció el ministro.

Comentá la nota